La inseguridad en el país hizo que los costos de operación de la agroindustria aumentará en un 12%, según revela una encuesta efectuada por la Cámara del Agro (Camagro).

La contratación de servicios de seguridad representó para la agroindustria gastos adicionales de entre US$300 millones (Q2 mil 310 millones) y US$400 millones (Q2 mil 800 millones).

La encuesta se hizo a representantes de los gremios de la Camagro y fue elaborada por el Central American Business Intelligence (CABI), la cual concluye que en el 2011 el 90% de los empresarios de ese sector incurrió en costos adicionales por pago de seguridad privada.

“Si se toma en cuenta que el sector agro genera cerca de US$5 mil millones (Q38 mil 500 millones) en producción, y asumir que el costo de producción es del 60%, se obtiene que la seguridad representa un gasto adicional que asciende a aproximadamente al 1% del Producto Interno Bruto”, indicó el analista del CABI, Paulo de León, al presentar los resultados.

Los más afectados. De León, quien tuvo a su cargo el estudio, destacó que uno de los sectores más afectados por los costos de seguridad es el cafetalero, que reporta hasta un 20% de costos adicionales.

El sector bananero es uno de los sectores menos perjudicados por el problema de inseguridad, según el documento.

La directora ejecutiva de la Camagro, Carla Caballeros, señaló que esos gastos adicionales son un margen perdido para las empresas, que se suma a otros factores de costo que desincentivan a la agroindustria.

El analista del CABI detalló que según la encuesta, entre los problemas de seguridad que afectan a la agroindustria sobresalen los relacionados al narcotráfico o crimen organizado, las extorsiones —atribuidas a las pandillas— y los robos o hurtos de producción o bienes.

Gastos en seguridad. Los costos de las empresas del agro para atender el problema de inseguridad se evidencian en la contratación de agencias de seguridad privada, adquisición de tecnologías de vigilancia y alarmas.

Las compañías también se resguardan mediante cambios en la infraestructura física de la empresa, la contratación de seguros contra robos y el blindaje de vehículos.

De León agregó que los costos por transporte y mano de obra también influyeron en un incremento en los costos.