Londres. El repunte en los precios del petróleo está comenzando a afectar el crecimiento de la demanda de crudo, dijo este martes la Agencia Internacional de Energía (AIE), agregando que los precios en última instancia podrían desacelerar el crecimiento económico global.

"La mayoría de los analistas ven como improbable una respuesta política más formal de la OPEP (...) Eso deja una ruta menos deseable para la moderación del precio (...) A saber, la desaceleración económica y un crecimiento más débil de la demanda", dijo la agencia en su reporte mensual.

"Sin embargo, hay riesgos reales de que un ambiente sostenido de más de US$100 por barril resulte ser incompatible con el ritmo actualmente previsto de la recuperación económica", agregó.

La agencia dijo que sus datos preliminares para enero y febrero sugieren que los altos precios del crudo podrían haber comenzado a afectar el crecimiento de la demanda.

Sin embargo, el organismo mantuvo su previsión del crecimiento de la demanda global de crudo en el 2011 en 1,4 millones de barriles por día (bpd) o un 1,6%.

La AIE dijo que un ajustado suministro global era otra preocupación importante luego de que la producción global cayó en unos 0,7 millones de bpd en marzo a 88,27 millones de bpd debido a la guerra civil en Libia.

La producción de crudo de la OPEP cayó en 0,88 millones de bpd.

"Hipotéticamente, si el suministro global sigue las líneas de los niveles de marzo por el resto del 2011, el inventario de la Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económica (OECD, por sus siglas en inglés) podría retroceder a mínimos en casi cinco años para diciembre", indicó.

Sin embargo, la AIE dijo que cree que la capacidad extra de la OPEP se mantiene en un nivel cómodo de 3,91 millones de bpd, con Arabia Saudita proveyendo unos 3,2 millones de bpd.