La Agencia Internacional de la Energía (AIE) cree que las "lentas señales" de recuperación en "economías clave" apuntalan su moderada estimación de demanda de petróleo para el 2013, cuando harán falta 820.000 barriles diarios más, frente al crecimiento normal de 1,4 millones en un año sin recesión.

"El deterioro continuo del ambiente económico en Europa, los signos de una ralentización potencial en China y los recortes automáticos de gasto en Estados Unidos, sugieren que el aumento de la demanda de petróleo se mantendrá relativamente débil en 2013", señaló la AIE en su informe mensual sobre el mercado del petróleo.

Pese a que el ambiente macroeconómico muestra pocos síntomas de recuperación a corto plazo, la demanda de crudo para el 2013 aumentará un 0,9%, según la AIE, que cree que el mundo demandará de media 90,6 millones de barriles diarios en 2013.

En su informe, esa agencia revisó a la baja la demanda de petróleo para el último trimestre de 2012 en 205.000 barriles diarios, hasta los 90,8 millones diarios entre octubre y diciembre.

Con esos datos, la media del conjunto del pasado ejercicio se situó en 89,8 millones de barriles al día, 40.000 barriles menos que las cifras ofrecidas por la AIE en su precedente informe, publicado el pasado mes de febrero.

A mediados de ese mes, los precios del petróleo en el mercado de futuros cayeron a niveles de nueve semanas atrás hasta los US$110 por barril de Brent, constata el informe.

No obstante, la AIE teme que se produzca un aumento de precios que, combinado con un leve crecimiento económico, no ayudaría a la recuperación en un futuro cercano, indicó esas agencia con sede en París, que depende de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El pasado mes de febrero se registró un aumento de la producción de crudo de 90.000 barriles diarios para un total de 90,8 millones de barriles, motivado por un pico de producción en los países de la OPEC de 150.000 barriles al día.