Riad. La Agencia Internacional de Energía dependerá en primera instancia de la OPEP para satisfacer una eventual escasez de crudo libio y guardaría sus existencias de emergencia como último recurso, dijo su director ejecutivo.

"Podemos producir dos millones de barriles por día (bpd) por dos años, pero estas son reservas y una vez que las usemos se agotarán, a diferencia de la capacidad ociosa" de la OPEP, dijo Nobuo Tanaka a Reuters. "Por eso, las existencias son para grandes emergencias", agregó.

"Entonces si hay interrupciones en Libia y la OPEP introduce un millón de barriles más, la brecha se cubre", añadió.

Tanto representantes de la AIE como de la Organización de Países Exportadores de Petróleo aclararon repetidas veces que podrían intervenir para calmar los mercados petroleros si hubiera un desabastecimiento genuino.

La OPEP tiene alrededor de cinco millones de bpd de capacidad ociosa, la mayor parte en manos de Arabia Saudita.

"Tenemos suficiente credibilidad para decirles que satisfaremos toda escasez en la demanda," dijo el martes el ministro de petróleo saudí, Ali al-Naimi, a periodistas al final del encuentro entre productores y consumidores, en Riad.

También dijo que, por ahora, no había escasez y que fue el temor lo que impulsó a los precios del crudo bien por encima de 100 dólares el barril.

El último tramo de la serie de alzas en el mercado fue impulsado por la llegada de una ola revolucionaria a Libia, un miembro de la OPEP que produce cerca de 1,5 millones de bpd, de los cuales exporta alrededor de 1 millón de bpd.