Moscú. Los recientes incrementos de las reservas de petróleo en Irak, Irán y Venezuela son "una buena noticia", pero sigue sin estar claro si contribuirán al suministro futuro, dijo este lunes Nobuo Tanaka, director ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

"Tener más reservas es claramente una buena noticia, porque nos permite hacer una predicción más precisa de los costes y las inversiones necesarias", indicó Tanaka a Dow Jones Newswires en una conferencia sobre energía en Moscú. "Pero lo importante es saber cuántas inversiones habrá para desarrollar estas reservas, cómo aumentará la capacidad de producción".

"Hasta que lo sepamos, no podemos estar seguros de si contribuirán al abastecimiento en el futuro", señaló Tanaka.

Irak aumentó drásticamente su previsión de reservas probadas de petróleo este mes, la primera revisión del dato desde 2001. Tras el aumento, Irán y Venezuela -que rivalizan por una cuota de la producción total dentro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo- dijeron que ellos también iban a aumentar sus estimaciones de reservas.

No obstante, algunos expertos mostraron su escepticismo porque creen que Irak no habría realizado tareas suficientes de exploración como para justificar la nueva previsión, que no ha sido revisada por expertos independientes.

La AIE está ahora analizando los datos de la investigación para evaluar la situación del mercado petrolero mundial hasta 2015.