Una liberación coordinada de reservas estratégicas de petróleo todavía no es necesaria pues la perturbación del suministro global de crudo causada por el levantamiento de Libia sigue siendo limitada, dijo este lunes la Agencia Internacional de Energía (AIE).

Este viernes, la AIE, con sede en París, estimó que el mercado había perdido alrededor de 1 millón de barriles por día (bpd) de la producción de crudo libia. El país normalmente bombea 1,6 millones de bpd.

"Estamos listos para actuar si es necesario pero hasta ahora pensamos que no es necesario debido a que el nivel de la alteración no es tan grande", dijo Didier Houssin, director de mercados energéticos y seguridad de la AIE, a Reuters en una entrevista.

Los 28 países que conforman la agencia tienen existencias de emergencia equivalentes al menos a 90 días de importaciones de petróleo netas, contando los inventarios tanto de los gobiernos como de los privados, equivalentes a casi tres años de producción de crudo libio.

El crudo Brent subía a US$117 por barril y el crudo estadounidense registraba sus máximos desde septiembre del 2008 el lunes a medida que los combates en Libia perturbaban su suministro, ante los temores a una alteración aún mayor en Oriente Medio.

"Debemos reconocer que el petróleo libio es menos del 2% de la producción global de crudo, hay capacidad adicional y por ahora las refinerías no han expresado problemas para encontrar soluciones alternativas para sus suministros", agregó.

El domingo Estados Unidos reiteró que podría usar sus reservas estratégicas de petróleo para salvaguardar el crecimiento económico, y Houssin dijo: "nuestro plan se basa en la coordinación y la solidaridad, lo que significa que coordinaremos una acción colectiva si así se decide".

Houssin agregó: "ellos podrían usar sus existencias más allá de su obligación, pero hasta ahora no ha sido el caso y estamos en contacto con nuestros países miembros para ver qué se necesitaría".