México DF. La Agencia Internacional de Energía (AIE) no está analizando la liberación de reservas estratégicas de petróleo, cuyos precios se han disparado por las tensiones geopolíticas en Oriente Medio, dijo este miércoles la directora ejecutiva del organismo.

María van der Hoeven dijo a Reuters, en un evento en México, que "no hay discusiones" y que no ha estado en contacto con Estados Unidos, que ha dicho que está considerando liberar reservas estratégicas para intentar moderar el aumento de los precios de la gasolina.

"Países como Estados Unidos tienen sus reservas estratégicas y pueden usarlas después de consultarlo con la AIE", dijo la funcionaria.

El secretario de Energía, Steven Chu, y el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, han referido que Estados Unidos está considerando la liberación de petróleo de su reserva estratégica, al reconocer el daño que una interrupción de suministros de Irán podría tener en la economía global.

El Departamento de Energía de Estados Unidos dijo esta semana que está en contacto con la AIE para supervisar los suministros y la demanda mundial de petróleo "en nuestro curso normal de negocios".

"Sólo he visto lo que está en los diarios, sobre los dichos de los secretarios Chu y Geithner, es todo lo que sé", refirió.

El año pasado, Estados Unidos y otros miembros de la AIE coordinaron la liberación de 60 millones de barriles de crudo en respuesta a una interrupción de las exportaciones de Libia.

El Gobierno de Barack Obama está ahora presionado para liberar de nuevo las reservas debido a que las tensiones en torno al programa nuclear de Irán han disparado los mercados petroleros, y al precio de la gasolina, antes de las elecciones presidenciales del 2012.

Pero van der Hoeven refirió que la agencia no toma decisiones basadas en los precios del petróleo, sólo en base a las interrupciones de suministros.

"Lo que veo en este momento es que hay un enorme volumen de existencias en Estados Unidos y también que la OPEP, en especial Arabia Saudita, está llevando más petróleo al mercado", refirió.

En contraposición con Washington, la Unión Europea (UE) dijo el miércoles que no enfrenta un déficit de petróleo por la próxima entrada en vigor de una prohibición para importar crudo iraní y sus reservas sólo deberían liberarse en caso de una "interrupción seria" de suministros.

La UE vedará todas las importaciones de crudo iraní desde el 1 de julio, pero varios de los principales clientes de Irán en el continente ya recortaron fuertemente o dejaron de comprar previo al embargo.