Pasar al contenido principal
AIE proyecta aumento en la demanda de biocombustibles a nivel mundial
Lunes, Diciembre 19, 2011 - 07:16

Según las proyecciones de la Agencia Internacional de Energía (AIE) la demanda neta de petróleo (excluidos los biocombustibles) pasará de 87 millones de barriles por día en 2010 a 99 millones barriles por día en 2035.


La demanda global de petróleo aumentaría solo en un 13,8% en los próximos 25 años, pese a la estimada duplicación del parque automotor, lo cual puede atribuirse a la mayor eficacia técnica de los motores y a la sustitución parcial por energías alternativas, según destaca un informe internacional.

Según las proyecciones de la Agencia Internacional de Energía (AIE), publicadas en noviembre de 2011 en su “World Energy Outlook”, la demanda neta de petróleo (excluidos los biocombustibles) pasará de 87 millones de barriles por día en 2010 a 99 millones barriles por día en 2035. Esto equivale a un incremento promedio del 0,52% por año.

El informe señala que este incremento responde a la mayor demanda por transporte de personas y mercancías en las economías emergentes, que actualmente pasan por una etapa de crecimiento económico. Conforme al reporte de la AIE, se estima una duplicación del número total de automóviles para el 2035, alcanzando casi 1.700 millones de vehículos.

Según la agencia, la participación total de las energías fósiles a nivel mundial (combustibles, electricidad y otros) estaría reduciéndose del 81% en 2010 al 75% en 2035. Durante el período indicado, los países no pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), es decir, las economías emergentes y en desarrollo, representarían al 90% del incremento proyectado por energía, además del 90% del crecimiento poblacional y al 70% del crecimiento económico global.

Compromiso climático

Si bien son distintas las interpretaciones acerca del impacto de las emisiones del gas carbónico (CO2) sobre el clima global, la cumbre de Copenhagen en 2009 formuló el propósito de limitar la cantidad relativa del CO2 en la atmósfera a 450 partes por millón (ppm) hasta el año 2035, con lo cual se proyecta contener el calentamiento global en el rango de los 2 centígrados. Hoy en día la cantidad del CO2 ya alcanzó los 390 ppm, comparando con 280 ppm en épocas preindustriales.

Según estima la AIE, un incremento incontenido del consumo energético podría implicar que el límite de emisiones carbónicas ya sea alcanzado en 2017, dejando sin rango de gestión a proyectos industriales posteriores, por más eficaces que sean. La eficacia energética tendría una participación importante para los objetivos climáticos. La AIE concluye que “la contribución más importante a la consecución de la seguridad energética y de los objetivos climáticos proviene en realidad de la energía que no consumimos”.

En este contexto, la AIE considera como “derroche” a los subsidios mundiales al petróleo fósil en el orden de US$ 400.000 millones por año.

El rol de las energías renovables

El principal campo de actuación para las energías renovables según la AIE se presentaría para la producción de energía eléctrica, en donde la mitad de las capacidades adicionales a instalarse hasta el 2025 estarían proviniendo de orígenes renovables, particularmente de la energía hidroeléctrica y eólica.

En cambio, la sustitución parcial del petróleo por energías renovables en el transporte vehicular estaría requiriendo un plazo mayor para ser comercialmente viables y lograr introducirse en los mercados de forma significativa.

Dado el aún limitado potencial mundial de sustitución del petróleo como combustible para el transporte, la concentración de la demanda de petróleo en el sector del transporte haría que el consumo de este sector sea menos sensible a las fluctuaciones del precio del petróleo, particularmente en los países donde se subvencionan los productos petrolíferos.

Autores

ABC Color (Paraguay)