Londres. El consumo mundial de petróleo se incrementará a un ritmo más lento de lo esperado este año y el próximo junto con la disminución del crecimiento económico global, dijo este martes la Agencia Internacional de Energía (AIE).

En su informe mensual sobre el mercado petrolero, la agencia con sede en París dijo que la adversidad financiera y económica adquiría impulso y que las amenazas económicas significativas implicaban riesgos bajistas para la demanda.

David Fyfe, al frente de la división de industria y mercado petrolero de la AIE, dijo que el mercado del crudo estuvo ajustado en los últimos meses pero que el balance podría aliviarse si no había más interrupciones del suministro.

"Es posible que veamos un alivio de la estrechez del mercado en los próximos meses", dijo Fyfe.

El petróleo recortaba el martes las alzas previas del día después del reporte de la AIE.

La AIE recortó su estimación del crecimiento de la demanda global de crudo este año por 160.000 barriles por día (bpd) a 1,04 millones de bpd y redujo su estimación del crecimiento de la demanda del 2012 por 190.000 bpd a 1,42 millones de bpd.

En cambio, el suministro de petróleo obtendría un impulso significativo con el retorno gradual al mercado del crudo libio tras más de seis meses de guerra civil luego de la insurrección contra Muammar Gaddafi.

Arabian Gulf Oil Company de Libia dijo este martes que la producción desde el yacimiento oriental de Sarir había llegado a 160.000 bpd y había comenzado a enviar crudo a la terminal de exportación en Tobruk.

La capacidad de producción libia de crudo podría llegar a entre 350.000 bpd y 400.000 bpd para fines de año y 1,1 millones de bpd el último trimestre del 2012, dijo la AIE.

La agencia elevó su estimación de la capacidad de producción promedio de Libia durante el cuarto trimestre de este año por 100.000 bpd a 300.000 bpd.

Sin embargo, Fyfe dijo que la AIE permanecía cauta sobre la velocidad de recuperación de la producción libia.

"Para Libia estamos usando una suposición bastante conservadora", dijo Fyfe a Reuters en una entrevista.

"Hasta que no veamos una resolución de la situación de seguridad en el territorio (en Libia), preferiríamos ser cautos sobre la reanudación del suministro de crudo", agregó.