París/Ginebra. Air France presentó una reorganización de su estructura administrativa dentro de sus esfuerzos para volver a registrar ganancias, mientras que su rival British Airways puso de relieve los problemas de la industria al advertir que una recuperación sostenida podría tardar seis años.

Air France, el brazo francés del grupo franco-holandés Air France-KLM, dijo que se reestructuraría en ocho unidades diferentes a partir del 1 de enero del 2013.

No se anunciaron nuevos recortes como resultado de la reestructuración, que apunta a apoyar un plan ya vigente que prevé 5.000 despidos a lo largo de toda la compañía.

Las acciones de Air France-KLM subían un 2,8%, en un anticipo de las últimas medidas organizacionales.

El anuncio se produce justo cuando British Airways (BA), parte de International Airlines Group, formuló una evaluación pesimista sobre sus perspectivas de recuperación de la recesión que golpea a las aerolíneas europeas.

"Fuimos demasiado optimistas sobre la recuperación económica y sobre la suma de capacidad más allá de niveles sustentables, y eso fue impulsado por un financiamiento exuberante", dijo el presidente ejecutivo de BA, Keith Williams, en referencia al conjunto de la industria.

"No logramos llevar nuestros costos en línea con los nuevos jugadores del mercado y tuvimos dificultades para seguirles el ritmo. Hay señales alentadoras de un regreso a la disciplina y también un realismo frente a los desafíos que enfrentamos", dijo en un encuentro de la Cámara de Comercio Británica-Suiza en Ginebra.

En Air France, el plan de reestructuración a tres años -conocido como "Transform 2015"- apunta a reducir los costos operacionales en 2.000 millones de euros y sus ingresos se destinarían a pagar deudas.

El ajuste incluye una reestructuración de su principal negocio de transporte de pasajeros en tres unidades: larga distancia, media distancia en el aeropuerto parisino de Charles de Gaulle y las operaciones del segundo aeropuerto parisino de Orly, junto con las terminales aéreas regionales de Francia.

Cada unidad controlará sus propios costos y se ocupará de cada etapa del viaje de los pasajeros, dijo la aerolínea en un comunicado.

El plan será presentado a los sindicatos en diciembre. Air Francia ha sufrido varias huelgas en los últimos meses.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por su sigla en inglés), proyectó este mes que la industria aérea europea padecería pérdidas por US$1.200 millones este año