EE.UU.- Airbnb demandó a la ciudad de Nueva York este viernes, denunciando como "un acto extraordinario de extralimitación del gobierno" una nueva ley que obliga a las plataformas de hospedaje a revelar información sobre los huéspedes.

Fue una escalada dramática en la batalla entre la compañía de US$30.000 millones y las autoridades en la ciudad más poblada de Estados Unidos, en medio de una reacción global contra los startups de "economía colaborativa" que han puesto contra las cuerdas a las industrias tradicionales.

El sitio de alquiler presentó una demanda en un tribunal federal en Manhattan solicitando que se anule la ley, calificándola como un producto de una "campaña multimillonaria financiada por el poderoso lobby hotelero de la ciudad".

La ley, que entra en vigencia el 2 de febrero de 2019, requiere que plataformas como Airbnb entreguen información sobre los huéspedes. La medida, además, impone importantes multas por incumplimiento.

La demanda de 29 páginas llamó a la ordenanza "ilegal" y argumenta que "infringe las protecciones de privacidad críticas" tanto para las plataformas de uso compartido como para los neoyorquinos. 

"No se contempla ninguna causa probable, notificación o revisión legal en conexión con la recopilación masiva de estos datos, y no se imponen restricciones reales en su uso o divulgación", argumenta la demanda. 

El ayuntamiento respondió con dureza este viernes.

"Esta ley le brinda a la ciudad los datos críticos que se necesitan para preservar nuestro inventario de viviendas, mantener a los visitantes seguros y garantizar que los residentes se sientan seguros", dijo Christian Klossner, director ejecutivo de la oficina de cumplimiento especial del alcaldía. "Esta ciudad va a defenderla".

Los partidarios de la ley dicen que la legislación reprimirá los alquileres ilegales a corto plazo, que según ellos impulsan los precios y hacen que las viviendas sean menos asequibles.

Airbnb sostiene que la mayoría de los usuarios en la ciudad son neoyorquinos que intentan ganarse la vida alquilando habitaciones en sus casas. Nueva York es el mercado más grande de la compañía en Estados Unidos.

El estado de Nueva York ya endureció las reglas en 2016, aplicando fuertes multas para aquellos que alquilan departamentos por menos de 30 días, lo que va en contra de la ley a menos que el propietario o arrendador esté presente.

De acuerdo con la demanda, los listados de arriendo de una "casa completa" representan solo el 0,8% de las viviendas en esta ciudad de 8,5 millones de habitantes.