París. El mercado de Latinoamérica y el Caribe necesitará 2.294 nuevos aviones de pasajeros y mercancías de aquí a 2033 para responder a un crecimiento del tráfico aéreo a un ritmo medio anual del 4,9%, dos décimas más que el mundo en su conjunto.

Estas son las previsiones presentadas hoy por el fabricante aeronáutico europeo Airbus, que precisó que entre esos nuevos aviones, 1.784 serán de un solo pasillo, 481 de doble pasillo y 29 de muy gran capacidad, del tipo del gigante A380.

El valor total de esas aeronaves será de US$292.000 millones, una cifra que hay que poner en relación con los 31.358 nuevos aparatos estimados a escala global para los próximos 20 años, valorados en US$4,6 billones.

La evolución contemplada por Airbus para Latinoamérica tiene que ver con las previsiones que anuncian que su economía que va a crecer a una cadencia media anual del 3,9%, siete décimas más que el mundo en su conjunto, pero también con una expansión de más del 40% de las clases medias, que supondrán 398 millones de personas, frente a los 278 millones actualmente.

Los latinoamericanos viajarán en 2033 el doble de lo que lo hacen los habitantes de la región actualmente, de forma que llegarán al nivel de los europeos ahora, que se suben a un avión de media una vez al año.

Por flujos de tráfico, los vuelos interiores dentro de cada país y los regionales entre países de Latinoamérica y el Caribe se triplicarán en los próximos dos decenios, con una progresión a un ritmo del 5,6% anual.

El presidente de Airbus para esa región, Rafael Alonso, hizo notar que este año se está viendo cómo las compañías latinoamericanas se están posicionando para captar el tráfico internacional donde tienen un "enorme potencial" para elevar su cuota de mercado.

La razón es que en los trayectos de larga distancia, las aerolíneas europeas y norteamericanas acaparan el 40% del tráfico con Latinoamérica, mientras que las de los países de la región sólo tienen el 19%.

Otra tendencia señalada por Alonso es que el tamaño de los aviones utilizados allí está creciendo, lo que conforta sus inversiones para desarrollar aviones como el A321 y el A350.

Airbus ha vendido más de 800 aviones en Latinoamérica y el Caribe, y tiene pendiente de entrega casi 400.

En los últimos diez años, el fabricante europeo ha entregado el 60% de las aeronaves en servicio y en la actualidad la flota de Airbus allí es de unas 550 unidades.