Los Angeles. Airbus, que el año pasado pagó US$12.000 millones a proveedores estadounidenses de partes y servicios que necesita para fabricar sus aviones, duplicará esa cifra para el 2020 mientras se prepara para construir una nueva planta en Mobile, Alabama.

El presidente de Airbus Americas, Allan McArtor, dirá este viernes en una cumbre en Los Angeles que el aumento de gastos resultará de la inversión de la compañía en una planta de 600 millones que servirá para ensamblar sus aviones de corta y media distancia A320.

El sur de California probablemente sea el gran ganador en la licitación, con una duplicación de los 1.000 millones que el fabricante de aviones -que es parte de la firma EADS- gasta en la región.

"Los Angeles tiene una buena base de talento y hay mucha innovación allí", señaló McArtor en una entrevista.

Sin embargo, el ejecutivo de Airbus señaló que la región sureña de California necesitará ser más competitiva que otros estados y países, mejorando sus instituciones educativas para producir trabajadores calificados, ingenieros y otros que la industria aeroespacial va a demandar.

"Tenemos que hacer esto atractivo para que los niños más brillantes no vayan a empresas de capital privado", sostuvo McArtor. "Si no pueden mejorar el clima comercial, entonces el sur de California puede perder a manos de Carolina del Sur, Texas o algún otro", advirtió.

Para el 2015, Airbus espera tener 13 vuelos diarios al aeropuerto internacional de Los Angeles, con empresas que usen su modelo A380.

Eso equivale a US$9.400 millones en actividad económica agregada en turismo y otros servicios, indicó Airbus, haciendo cálculos basados en un estudio del 2007 realizado por Los Angeles Economic Development Corp.

Los vuelos aportarían además unos 3.900 puestos de trabajo en la región.

Airbus, que gasta más del 40% de su presupuesto para licitaciones en contrataciones de proveedores estadounidenses, proyecta que el crecimiento anual de viajes aéreos aumentará más del doble en los próximos 20 años.

Para el 2031, McArtor estimó que 32.550 aviones estarán en servicio. Actualmente hay 15.550.

Para entonces, China habrá superado a Estados Unidos como el principal mercado para la industria aérea y representará un 35% de todos los nuevos aviones producidos, señaló el ejecutivo. Norteamérica y Europa representarán cada uno un 21%.