París. El gigantesco grupo aéreo con sede en Francia, Airbus, inauguró este martes una nueva línea de ensambladura en Toulouse, en el sur de Francia, para mejorar la competitividad e impulsar la rentabilidad y encarar la fuerte competencia de la estadounidense Boeing.

Con la nueva inversión "Airbus celebra la generación más nueva del mundo de avión de fuselaje ancho de dos motores, el A350 XWB", dijo el grupo en un comunicado.

Se espera que la unidad de ensambladura, que abarca 74.000 metros cuadrados en el poblado sureño de Toulouse, reclute a 1.500 trabajadores y produzca hasta 10 aviones al mes a partir del 2018, añadió, sin dar más detalles sobre el valor de la inversión.

El avión con un ala vertical y la cola horizontal "será transferido al hangar de prueba de estática en el sitio de Toulouse que se preparará para que las pruebas de estática inicien en la primavera de 2013", señaló la fabricante europea.

El primer ministro de Francia, Jean-Marc Ayrault, junto con figuras políticas, funcionarios locales, clientes, proveedores, altos ejecutivos y más de 1.000 empleados de Airbus asistieron a la ceremonia de inauguración.