París. El fabricante europeo de aviones comerciales Airbus pidió este viernes a las aerolíneas que operen aparatos A380 con motores de Rolls Royce Group PLC que lleven a cabo inspecciones de los mismos antes de volver a hacerlos volar.

Airbus reitera así una notificación hecha a las aerolíneas por Rolls Royce, dijo un portavoz de Airbus desde Singapur.

La petición de Airbus se produce un día después de que el fallo de un motor obligara a un A380 de Qantas Airways a realizar un aterrizaje de emergencia en Singapur. En el incidente no se produjeron daños personales.

Airbus es filial al 100% de European Aeronautic Defence & Space Co.

Qantas culpa a Rolls-Royce del fallo. Por su parte, el consejero delegado de Qantas Airways Ltd, Alan Joyce, culpó este viernes al diseño de Rolls-Royce Group Plc del fallo técnico que forzó a uno de sus súper jumbos A380 a hacer un aterrizaje de emergencia en Singapur poco después de despegar hacia Sydney.

"Este asunto no se relaciona con el mantenimiento. Es un tema del motor y los motores los mantenía Rolls-Royce, ya que son ellos los que los han instalado en el avión", dijo Joyce a los periodistas en la sede central de la compañía en Sydney. "Creemos que es más un fallo material o algún asunto del diseño", dijo, desviando así la mirada de Qantas hacia el motor Trent 900 construido por el fabricante de motores británico.

"Rolls Royce ha identificado una serie de áreas potenciales donde (el problema) podría haber ocurrido", dijo Joyce. "Ahora tenemos suficiente información, al observar lo que le ocurrió al motor para tener una visión de las causas probables".

Las acciones de Rolls-Royce cayeron con fuerza este jueves en Londres tras el incidente.