Toulouse, Francia. El fabricante aeronáutico europeo Airbus consiguió en 2013, por duodécimo año consecutivo, un nuevo récord de entrega de aviones, con 626, aunque quedó por detrás de su gran competidor, el estadounidense Boeing, que puso 648 aeronaves en manos de sus clientes.

Según las cifras comunicadas este lunes por Airbus, tras las 588 unidades de 2012 y las 534 de 2011, las 626 entregas del pasado año representaron a precio de catálogo unos ingresos de US$81.200 millones.

Aunque de sus cadenas de montaje salieron más aviones para incorporarse a las flotas de sus clientes en todas sus familias de aparatos, una vez más destacó la de un solo pasillo, la A320, con 493 unidades.

El modelo A330 de dos pasillos supuso 108 aviones entregados, mientras que hubo 25 del gigante A380.

Conforme a lo previsto, la cadencia de producción del A380 el pasado ejercicio experimentó una reducción frente a los 30 aparatos de 2012, pero en 2014 se debería volver a ese nivel de hace dos años.

Los dos grandes retos a corto y medio plazo para la empresa son el futuro A350, que se encuentra en fase de pruebas -actualmente hay un ejemplar en Bolivia realizando test de despegues y aterrizajes en aeropuertos en altitud-, y el A320neo, la nueva versión modernizada de su familia de aviones de un solo pasillo.

El éxito comercial de ambos hace que los planes de entrega de cualquier nuevo encargo tenga que posponerse hasta más allá de 2018 y exige que se cumplan los plazos para su industrialización sin contratiempos.

El presidente de Airbus, Fabrice Brgier, se esforzó en subrayar que en lo que concierne al A350, "no hay ningún riesgo en este programa".

Esta futura aeronave de capacidad media y largo alcance ha realizado más de 800 horas de vuelos de prueba y debería obtener la certificación en el tercer trimestre de este año (entre septiembre y octubre) para una entrada en servicio en los tres últimos meses de 2014.

Por lo que respecta a la familia A320, se va a mantener a corto plazo la cadencia actual, por la que cada mes salen 42 unidades de la cadena de montaje, aunque esa cifra tendrá que incrementarse en el futuro.

Y en cuanto al A330, con el que se ha llegado a un ritmo de producción récord de una decena de aeronaves al mes después del lanzamiento de la variante con mayor radio de acción y de la versión regional, no se prevé una nueva motorización como se había especulado.

Por lo que respecta a la división de aviones militares, el pasado año el constructor europeo entregó 31 unidades, entre las cuales dos del modelo del A400M de transporte y siete del "tanquero" A330 MRTT para el aprovisionamiento en vuelo.

Airbus calcula que este año sus entregas globales se situarán en unos niveles "muy similares a las de 2013".