Lima. El alcalde de la municipalidad de San Borja, Marco Álvarez, dijo que la construcción en su distrito del Centro de Convenciones de Lima implicará una evidente atracción de más negocios relacionados a servicios empresariales.

"El centro generará fuentes de trabajo y motivará el desarrollo de actividades colaterales que pueden apoyar a esta obra que podría funcionar como una incubadora de negocios en el distrito", dijo.

Un aspecto importante dado a conocer por el alcalde es que se ha logrado erradicar de esa zona las actividades informales de servicio de pintado y planchado de autos en la vía pública.

A comienzos de esta semana el presidente de la República, Ollanta Humala, colocó la primera piedra de la obra que se empezó a construir en el cruce de la Avenida Arqueología y la calle Comercio, en el distrito de San Borja, al costado del Museo de la Nación.

Para el Gobierno, esta obra -que estará lista en el 2015- permitirá situar a Lima entre las capitales más importantes de América Latina en disponibilidad de espacios para reuniones internacionales.

"Alrededor del centro se tienen que generar restaurantes, zonas para artesanías y de servicios de atención. Ahora mismo, el sector que comprende las avenidas Canadá, Aviación, Arqueología y Comercio ya está siendo requerido para actividades diferentes a las que tenía hace un año", comentó Álvarez.

La autoridad edilicia manifestó que, por ejemplo, se ha logrado erradicar en esa zona las actividades informales de servicio de pintado y planchado de autos en la vía pública.

"Afortunadamente nosotros hemos trabajado en reparación de pistas y veredas, construcción de áreas deportivas, logrando posicionar al distrito para recibir en mejores condiciones al Centro de Convenciones de Lima", agregó.