El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego aseguró, ante un grupo de empresarios españoles, que desde el distrito se buscarán las estrategias para lograr más inversión extranjera en la ciudad y así impulsar proyectos que beneficien a todos los ciudadanos.

"Creo que España trae todo, La Pinta, La Niña y La Santa María por la crisis que hay allá y por las oportunidades que hay acá. Creo que hay que administrar bien esto, es decir que el interés general predomine", manifestó el burgomaestre.

El mandatario de los capitalinos resaltó la importancia de Bogotá como un lugar privilegiado para la inversión: "escuché del presidente Juan Manuel Santos algo que me gustó de su discurso y es que hay que entender que el proyecto minero por sí mismo no es beneficioso para el país y que la inversión extranjera que más paga, la que más le interesa al país, es precisamente la que se da en sectores diferentes a la minería, en lo cual Bogotá es un terreno absolutamente abonado".

Proyectos como la construcción de la red metro, la construcción de la red de fibra óptica en la ciudad, la infraestructura escolar y la revitalización del centro ampliado son las apuestas principales del Distrito para captar la inversión extranjera y crear beneficios para la ciudad.

En materia de movilidad, con respecto a la construcción del Metro, Petro sostiene que “en la actualidad el corredor vial de la ciudad está compuesto por una trocha denominada yárdica, con una longitud de 914 mm, la cual es obsoleta; por ello, tenemos que aprovechar el corredor férreo existente y modificar las medidas a unos rieles tipo estándar, de una medida más ancha y que, según el caso, tendrá rieles electrificados (por tierra) o catenarias (por aire) para impulsar los vagones".

Para el alcalde, la diferencia básica entre el metro pesado y el ligero la hace el tipo de vagón y la infraestructura por donde transite. "El metro liviano está compuesto por un vagón ligero donde el frenado de la máquina se hace más fácil, mientras que el metro pesado tiene un vagón más grande con mayor capacidad de pasajeros y más velocidad, por lo que necesita una ruta exclusiva sin semaforización. Allí está otra de las diferencias, el metro pesado en varios de sus tramos va bajo tierra para evitar las intersecciones en la superficie".

En lo que tiene que ver con vivienda, Petro le apuesta a la redensificación del centro. Se trata de un área de 11.406 hectáreas que se extienden aproximadamente desde parte del trazado de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO) hasta la Circunvalar y desde la calle 1ª hasta la calle 80, en donde se planea construir gran parte de las 70 mil viviendas de interés prioritario que se ha trazado como meta la Administración Distrital durante el cuatrienio. De éstas, cerca de 40 mil serían destinadas a población en situación de desplazamiento.