Quito. El presidente Rafael Correa compartió un almuerzo con diferentes ministros de Estado, autoridades de Estado, representantes del municipio de Quito, entre ellos el alcalde Mauricio Rodas y concejales capitalinos, además de representantes de consejos estudiantiles en conmemoración de las fiestas por un aniversario más de la fundación de la ciudad.

El primer mandatario abogó por una celebración sana en estas festividades de fin de año. “Para ser felices, para estar alegres, no se necesita ni drogas ni alcohol (…) a disfrutar estas fiestas en paz, a homenajear a Quito, luego Navidad y Año Nuevo, pletóricos de alegría pero sin excederse en la bebida, sin caer en vicios”, dijo Correa.

Antes de entrar al almuerzo, el alcalde Mauricio Rodas señaló que conversará con el presidente Correa sobre temas importantes para Quito.

“Evidentemente nosotros estamos muy interesados en escuchar la reacción del gobierno nacional frente a la propuesta que el municipio de Quito ha planteado para cubrir parte de la diferencia que ser requiere para financiar la totalidad del costo del proyecto del Metro”, afirmó Rodas.

El edil recordó que esta propuesta no generará una carga financiera para la ciudad. “Todos sabemos que el municipio de Quito tiene un límite legal de endeudamiento reducido”, apuntó el burgomaestre.

En ese sentido, Rodas destacó que a través del diálogo y coordinación con el gobierno central se logre poner en marcha el proyecto del Metro de Quito.

El Metro quiteño ha sido considerado como una prioridad para el gobierno ecuatoriano para potenciar el desarrollo de la capital. En ese sentido, ofreció US$750 millones para la construcción de su primera etapa, monto que según estudios de la administración anterior del cabildo capitalino, ascendía a US$1.500 millones.

Sin embargo, tras una reunión mantenida entre el presidente ecuatoriano Rafael Correa y el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, en julio pasado, ambas autoridades mostraron su preocupación ante la posibilidad que el costo de la obra supere al previsto inicialmente.

A su vez, el proyecto ecuatoriano recibió otro crédito por US$205 millones por parte del directorio ejecutivo del Banco Mundial (BM) en 2013 y se espera contar también con préstamos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Europeo de Inversión y de la Corporación Andina de Fomento.

Se estima que la primera línea del metro, contemplada en 15 estaciones a lo largo de 23 kilómetros de recorrido, permita la movilización diaria de alrededor de 400.000 personas, es decir, 46.000 mil por hora: 23.000 en el sentido norte-sur y 23.000 sur-norte.

En un marco general, se prevé que el metro capitalino logre una reducción de los tiempos de viaje, la disminución de los costos operativos del servicio de transporte, el mejoramiento de la conectividad, la seguridad y comodidad del sistema actual y también impactos ambientales positivos a largo plazo, a través de la mejora de la calidad del aire por la reducción de las emisiones contaminantes.