Alcoholes del Uruguay (ALUR) cerrará el ejercicio 2014 con una facturación bruta superior a los US$200 millones, un aumento del 11% sobre el ejercicio 2013. Además, alcanzará su cuarto resultado operativo positivo de forma consecutiva, adelantó a El Observador el director ejecutivo de la empresa, Leonardo de León.

La empresa está definiendo su plan estratégico para los próximos dos años en vistas de la consolidación de su capacidad instalada para procesar biocombustibles (biodiésel y etanol), que le permitirá a ALUR reducir en porcentajes importantes los costos de industrialización que luego traslada a ANCAP, su principal accionista (94%). El restante 6% pertenece a Pdvsa.

Según informó De Léon, para 2015 está previsto que el etanol tenga una reducción de precio de entre 20% y 25%, y en el caso del biodiésel lo hará 20%. Así, el precio del biodiésel quedará en el eje de los US$ 1.400 el metro cúbico –lo que implica US$ 1,4 por litro–, mientras que en el caso del etanol –que tiene un costo de US$ 2.000 el metros cúbicos (US$ 2 el litro)– la idea es reducirlo a US$ 1.550 el metro cúblico para el cierre de 2015. En la actualidad los precios al público –con impuestos incluidos– de la nafta y el gasoil son US$ 1,72 y US$ 1,74% respectivamente, aunque ANCAP anunció que bajarán el mes que viene para acompañar la fuerte caída que arrastra el crudo desde mediados de setiembre.

Por su parte, para el ejercicio 2016 ALUR estima que podrá reducir en otro 10% el precio del etanol respecto a 2015. “Esto es una buena noticia en el momento que el proyecto comienza a mostrar su realidad”, resaltó De León.

Preguntado por los cuestionamientos de algunos integrantes de la oposición, que consideran que ANCAP paga un precio desmedido por la elaboración de biocombustibles, De León respondió: “Con estos números y perspectivas es difícil que esas críticas tengan sustento”.
Para el jerarca, la reducción de los precios obedece al aumento de la escala, reducción de costos, incorporación de tecnología y mayor eficiencia. También incide el descenso en el precio que paga la empresa para abastecerse de las materias primas que demanda su complejo agrodindustrial.

Para 2014, ALUR tiene previsto producir unos 40.000 metros cúblicos de etanol y 38.000 metros cúbicos de biodiesel. Actualmente, ALUR está mezclando 7% de biodiesel con gasoil, mientras que con las gasolinas ronda el 5%. No obstante, para 2015 la empresa considera que está en condiciones de mantener la mezcla de biodiesel en 7%, pero aumentar gradualmente la mezcla con las naftas hasta 10% para fines de ese ejercicio.

Alimento animal. La ampliación de la capacidad para procesar biodiesel en la planta ubicada en Paso de la Arena y la nueva planta de bioetanol en Paysandú, provocarán un aumento sustantivo en la elaboración de raciones para alimento animal. Para 2015, ALUR proyecta elborar entre harinas y proteínas alrededor de 70.000 toneladas, que implica un aumento de 80% respecto a los volúmenes procesados este año, lo que permitirá sustituir la importación de raciones para animales.

95.000 Hectáreas. Es la superficie de cultivos que han estado vinculadas a los distintos proyectos de ALUR. Incluyen soja, canola, girasol, sorgo caña de azúcar y maíz. Para 2015, se espera duplicar esa superficie a 180 mil hectáreas.

40% Animal. Del cebo animal que produce la industria frigorífica uruguaya, el 40% ALUR lo destina a la elaboración de biodiésel. También se utiliza el aceite de pollo que es un desecho de los criaderos.