Fráncfort. Deutsche Bank dijo este lunes que seguirá adelante con los planes de sacar a bolsa su preciada unidad de gestión de activos DWS casi un año después de hacer el primer anuncio, en un esfuerzo por recuperar el apoyo de los inversores después de una serie de escándalos y reestructuraciones.

Un acuerdo podría ayudar al presidente ejecutivo de Deutsche, John Cryan, a reforzar la hoja de balance del banco y calmar la inquietud de los accionistas sobre el ritmo de sus reformas después de reportar su tercera pérdida anual consecutiva, lo que posiblemente abre el camino a pagos de dividendos.    

Se espera que Deutsche, que dijo en marzo de 2017 que podría sacar a bolsa una participación de DWS como parte de una revisión más amplia después de costosas demandas legales y escándalos comerciales, venda el 25% de las acciones existentes por entre 1.500 y 2.000 millones de euros (US$2.500 millones), dijeron fuentes cercanas al tema la semana pasada.  

El banco más grande de Alemania no especificó una fecha, pero dijo que estaría coordinando la OPI. La salida a bolsa probablemente tenga lugar en la semana del 19 de marzo, según las fuentes.   

DWS fue la unidad más rentable de Deutsche el año pasado, con 725 millones de euros (US$891 millones) en ganancias antes de impuestos e ingresos de 2.500 millones de euros (US$3.072 millones), en comparación con los 877 millones (US$1.077 millones) de ganancias e ingresos de 14.200 millones (US417.453 millones) en su negocio de banca corporativa e inversión.

A fines de 2017, la unidad tenía 3.800 empleados que administraban 700.000 millones de euros (US4860.395 millones) en todo el mundo.