Metro, el cuarto minorista más grande del mundo, se sumó a los temores de que las medidas de austeridad y las alzas en los precios están frenando el gasto de los consumidores pese a las señales crecientes de una recuperación económica global.

El grupo alemán, que administra hipermercados, tiendas mayoristas y de artículos electrónicos, dijo este martes que su ganancia operativa en el primer trimestre subió 6,6% a 145 millones de euros (US$215 millones) gracias a los recortes de costo.

Sin embargo, las ventas estuvieron planas en 15.500 millones de euros, lo que no cumplió las expectativas de los analistas de un pequeña alza.

Metro dijo que el gasto fue frenado por el feriado tardío de Pascua de Resurrección y que, incluyendo los días festivos, las ventas subieron 1% en el período enero-abril.

También reiteró que espera que las ventas crezcan más de 4% y que su utilidad subyacente suba un 10% en 2011.