Río de Janeiro. La marca alemana de automóviles BMW construirá una fábrica en Brasil, informó este jueves el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Fernando Pimentel.

El funcionario reveló las intenciones de BMW durante el anuncio del nuevo régimen automotor brasileño, que entrará en vigor en 2013 hasta 2017 y que pretende tener mejores coches, más eficientes, modernos y menos contaminantes, a unos precios más bajos.

Además de la marca alemana, Pimentel confirmó nuevas plantas de producción de Chery, Jac Motors y Nissan, todas ellas ya presentes en el país.

Actualmente, BMW dispone ya de una fábrica de bicicletas en Manaus (capital regional del estado de Amazonas, en el norte del país), en un acuerdo con Dafra.

En agosto, el gobierno regional de Santa Catarina (sur del país) afirmó que estaba próximo a un acuerdo con BMW para la instalación de una fábrica, aunque se esperaba a la divulgación del nuevo régimen automotor para concretar las negociaciones.

El gobierno brasileño intenta con el nuevo régimen atraer más inversiones de empresas automovilísticas presentes ya en el país, además de otras que todavía no tienen fábrica en Brasil.

El gobierno cobrará un impuesto menor sobre los vehículos fabricados en el país con un mayor número de partes nacionales (un mínimo del 65%); que consuman menos combustible; que emitan menos gases contaminantes; que sean fruto de proyectos de innovación en Brasil y que sean más baratos para los consumidores.