Fráncfort, Alemania. La compañía alemana RWE va a vender su gasoducto checo Net4Gas por 1.600 millones de euros a un consorcio en torno a la aseguradora germana Allianz y el inversor financiero canadiense Borealis Infrastructure.

RWE informó este jueves que la venta es parte del programa de desinversiones con el que quiere reducir su deuda de 33.000 millones de euros.

La transacción se cerrará previsiblemente en la segunda mitad del año.

Net4Gas tiene 500 empleados y gestiona una red de distribución de gas de 3.600 kilómetros que suministra al mercado nacional checo.

Allianz y el inversor financiero canadiense Borealis Infrastructure se harán con una participación del 50% cada uno en Net4Gas.