Guadalajara, Jal. Continuará el desabasto de gasolina en los estados del occidente del país, debido a que sigue “imparable” el robo de combustible en el poliducto Salamanca-Guadalajara, advirtió el presidente de la Unión de Gasolineros de Jalisco, Colima y Nayarit, Pablo González Córdova.

El dirigente del sector indicó que únicamente en la zona metropolitana de Guadalajara, actualmente, hay 30 estaciones de servicio (de 350 que están registradas) que no cuentan con gasolina Premium, debido a los problemas de distribución que ha provocado el robo de hidrocarburo.

González Córdova denunció, asimismo, que el problema se ha salido a tal grado de control, que la gasolina robada se vende en el periférico, en las carreteras del estado o hasta por Internet.

“En las carreteras se vende gasolina en 10 pesos, 8 pesos, y bidones de 20 litros en 100 pesos, es decir, hasta en 5 pesos el litro. La gente ya no va a las gasolineras, va a buscar los bidones a la carretera”, sostuvo.

El también presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) refirió que “hasta en Internet se está ofertando el producto en 10 pesos. Hay pueblos en donde la gente ya no va a la gasolinera”.

A finales del 2014 se presentó un desabasto de gran magnitud de combustible en la zona metropolitana de Guadalajara por un periodo de 15 días. Ese inconveniente se solucionó momentáneamente, ya que a principios de este año se registró una situación similar durante un periodo de al menos 20 días.

Piden intervención. Ante ello, el dirigente de los gasolineros pidió a las autoridades estatales y a Petróleos Mexicanos que intervengan en el tema de forma coordinada, para evitar que se siga presentando el robo de hidrocarburo y el consecuente desabasto en las estaciones de servicio.

González Córdova destacó que además de la rehabilitación del ducto, se requiere que las autoridades vigilen y controlen la venta clandestina del combustible.

“Los poliductos del país tienen un rezago de 30 años, por eso es necesario que Jalisco haga la petición formal y dé el grito de que es necesario fortalecer este transporte, porque recibimos el combustible vía poliducto y en caso de que no funcione, habrá que ir por el producto a Manzanillo”, puntualizó.

Luego de señalar que Jalisco es de los estados con mayor número de tomas clandestinas y robo de combustible en el país, urgió al gobierno federal a instalar sistemas electrónicos como los que se manejan a escala internacional para tener un control de la materia prima que se transporta a través del poliducto.

En todo el país existen 10.000 estaciones de servicio.