Considerado este 2016 como un año prácticamente perdido para gran parte de la minería a nivel internacional, muchos actores del sector ya analizan cómo recorrer el camino para los próximos años. 

Con un horizonte al frente de tres a cuatro años con precios aún bajos, Alex Bevacqua, Head of Metals and Mining Consulting de Wood Mackenzie precisa que "nuestra visión es extremadamente positiva para más allá de ese lapso. Los precios no volverán a los valores previos al 2012, pero sí alcanzarán un nivel que entregará muy buenos márgenes para los proyectos". 

A renglón seguido, Bevacqua recomienda que la estatal cuprífera Codelco -empresa que ya enfrentó recortes de su presupuesto para 2016 por US$4.000 millones- fortalezca la opción de desarrollo de proyectos con menores costos fuera de Chile.

-Codelco está enfrentando un importante proceso de reducción para 2016. ¿Cómo enfrentar esa contracción en sus planes de mercado?

-El problema de Codelco hoy en día es que todos los proyectos mineros en Chile son muy viejos, aunque tuvieron proyectos de muy buena ley minera. Pero actualmente para extraer una tonelada de mineral los proyectos son muy profundos y los costos altos. Codelco debe buscar proyectos de bajo costo, que actualmente no son fácil de encontrar, por cierto; como es una empresa estatal, puede realizar inversiones contracíclicas y debiera hacerlo, ya que este es el momento para invertir. Su mayor problema es dar con proyectos de bajo costo.

-Es decir, recomienda un proceso de internacionalización.

-Exactamente. Codelco ya lo analiza y creo que es lo que debieran hacer. Lo que pasa es que es un  paso no menor, ya que cambia la estrategia de negocios de la minera: hasta hace poco todo el mercado del cobre era interno en Chile. Creo que Codelco debe salir pronto con una estrategia de internacionalización.

-Por ejemplo, ¿las opciones serían Ecuador, Perú o México?

-México es una opción complicada, no tiene tantos proyectos mineros, a diferencia de Chile, que es un país minero por excelencia. Los recursos mineros en México se ubican en una zona específica y no hay la abundancia que hay en Chile, Perú o Ecuador. Por tanto, sí, creo que Perú y Ecuador serían, obviamente, los primeros lugares que Codelco debiera analizar, por la cercanía geográfica y la competitividad de costos para su plan de negocios.

-Perú ha recibido mucho capital minero en los últimos años. ¿Tiene el mismo atractivo minero de Ecuador?

-Perú recibió mucho capital minero, pero va en baja. Aprovechó el momento justo para recibir inversiones. Si uno mira el grado de inversión que hizo en minería, entre 2002 y 2012, fue tremendo. Todas las empresas estaban obligadas a reinvertir utilidades y Perú capitalizó esa ola de grandes inversiones. Hoy día el escenario cambió muchísimo, no solamente para Perú, sino para el mundo: no hay tanto dinero disponible para invertir en minería. Si uno mira los retornos de la minería comparado con el S&P 500, los retornos son más grandes con el S&P 500. Significa que los capitales estarán direccionados a otras industrias y no con la intensidad que antes tuvo la minería. 

Todavía existe una porción de dinero disponible para la minería, especialmente para el cobre y el oro, y Ecuador está muy bien posicionado para ello, por sus proyectos de bajo costo. Por ejemplo, Ecuador tiene abundancia de energía eléctrica, infraestructura portuaria para exportar y mucha agua, clave para la minería. 

En el caso de Chile, el punto del agua es uno de sus mayores problemas. BHP y Río Tinto hicieron una planta desalinadora de agua  para contar con recursos hídricos para sus proyectos, a un costo de US$2 billones.