Paolo Sacchi tiene 17 años trabajando en Alicorp, una de las multilatinas de consumo masivo más grandes del Perú. Los tres últimos como CEO, y en los cuales las responsabilidades y los viajes han aumentado. Ello no ha sido impedimento para que una parte importante de su tiempo libre la dedique a su pasión: navegar. No obstante, esa capacidad de Sacchi para explorar al parecer no solamente se circunscribe al mar, sino también a los negocios. No solo en el Perú, sino también en el extranjero, lo que ha llevado a que el buque insignia del Grupo Romero refuerce su presencia en América Latina.

En 2012 Alicorp concretó la adquisición de la chilena Salmofood –productora de alimentos para peces– por US$62 millones y la peruana Industrias Teal –fabricante de fideos, harina, sémolas, galletas, entre otros productos– por alrededor de US$162 millones. Al año siguiente, Alicorp pagó US$ 95 millones por el total de acciones de la brasileña Pastificio Santa Amalia, empresa dedicada a elaborar y comercializar pastas, gelatina, chocolate y refrescos en polvo. Finalmente, en el primer semestre de 2014, adquirió por US$107,7 millones a la peruana Global Alimentos, firma productora de cereales y snackbars.

Así, Alicorp, una de las cuatro empresas con las que cuenta el Perú en el reciente Ranking de Multilatinas elaborado por AméricaEconomíaIntelligence, posee operaciones industriales en seis países de América Latina (Perú, Colombia, Ecuador, Chile, Argentina y Brasil) y cuenta con oficinas de representación en varios países de Centroamérica y Uruguay. Además exporta sus productos a 23 países.

“Ahora tomo más aviones que antes [risas]. Pero la rutina de fondo sigue siendo la misma. Estoy orientado a buscar soluciones para la organización a fin de que esta pueda desarrollarse”, dice el ejecutivo peruano. Sin embargo, todo indica que la apuesta de Alicorp es más ambiciosa.

Futuro cercano. La compañía se ha puesto como meta para 2021 facturar US$5.000 millones y triplicar su valor. Para lograrlo, Paolo Sacchi señala que la firma deberá crecer en promedio 10% anual y que para ello el crecimiento orgánico de la compañía será vital. “Buscamos no solo aumentar la facturación, sino también triplicar valor y bienestar. Lo importante es cómo nos acercamos al consumidor y ver cómo nuestros productos le generan esos efectos. Otro tema fundamental serán las sinergias entre las operaciones que tenemos”, dice Sacchi.

Como explica Guillermo Quiroga, experto en estrategia de la UPC, un concepto corto pero preciso sobre lo que significa el crecimiento orgánico es “crecer sobre lo que ya se tiene”. Lanzar nuevos productos es una de las piezas fundamentales de esta estrategia. Aunque evita dar detalles y cifras, Sacchi confirma que en los siguientes años la empresa lanzará nuevos productos no solo en el Perú, sino también en sus diferentes operaciones de la región. Esto se daría en las tres líneas de negocio (consumo masivo, productos industriales y nutrición animal) y en diferentes categorías. Las más recientes noticias sobre Alicorp confirman que esa estrategia está presente en su ADN corporativo.

En 2013, la compañía tenía un portafolio de 166 marcas y estaba presente en más de 50 categorías en la región. Hacia mediados del año pasado, la gestión encabezada por Sacchi renovó el 70% del portafolio de productos de Alicorp Argentina. Tan solo en el primer trimestre de 2014, Pastificio Santa Amalia (la operación de Alicorp en Brasil) lanzó dos nuevos productos de pastas (Santa Amalia Speciale y Don Sapore). Según adelanta Sacchi, antes de que culmine 2014 Alicorp lanzaría en el Perú tres nuevos productos vinculados a consumo masivo (ya han lanzado 16 en lo que va del año). “Los productos que lanzamos en 2006 representan actualmente cerca del 23% de nuestra facturación. Esperamos que los productos lanzados en 2014 representen el 10% de nuestra facturación dentro de tres años”, revela el ejecutivo.

No obstante, alcanzar la meta planteada por Alicorp no será tarea fácil. Para Juan Carlos Mathews, catedrático de la Universidad del Pacífico, las metas son altas y suponen un permanente esfuerzo de reinvención. “Implica crear nuevas categorías, ofrecer siempre un valor diferencial en cada producto ofrecido, consolidar el posicionamiento de sus marcas y apostar por alianzas estratégicas empresariales como fórmula para crecer de forma rápida y segura”, dice.

5138

 

Mirada exterior. Al cierre de 2013, el 64% de los ingresos de Alicorp provenía del Perú, 10% de Argentina, 9% de Brasil, 7% de Ecuador y 10% de otros países. Según Sacchi, el objetivo para 2021 es que el 50% de la facturación provenga de los negocios fuera del Perú. Para lograrlo, el crecimiento orgánico no sería el único vehículo. En ese sentido, el ejecutivo sostiene que las adquisiciones de otras firmas en América Latina no están descartadas. No obstante no suelta prenda sobre dónde tiene puesta la mira la empresa. “Decir o asegurar hoy que puedo ingresar a un país es difícil, ya que primero necesito identificar la empresa, luego que los accionistas se pongan de acuerdo sobre el valor de venta y tercero que nosotros estemos de acuerdo con ese valor. Siempre evaluamos alternativas de crecimiento inorgánico tanto en el Perú como fuera de él”, dice.
Cuando las empresas sueñan en una expansión regional, México, por su tamaño de mercado, es una pieza fundamental en ese tablero de ajedrez. Sacchi desliza que un arribo es una posibilidad pero no da detalles de cuándo se concretaría. "México está un poco lejos de nuestro alcance al menos que se presente una oportunidad que vaya muy bien con la estrategia de la compañía. Me gustaría haber llegado a este país para 2021".

5139

 

 

Colombia, una de las economías que más crecerá en 2014 en América Latina y el mundo, es otro cantar para Sacchi. Se trata de un mercado donde ya tienen presencia y que ofrece oportunidades interesantes. “Colombia es una economía que se ha desarrollado bien. Tiene un gran número de consumidores. Ya tenemos un negocio allí, y lo ideal es expandirnos orgánicamente”, afirma el ejecutivo. Sin embargo, la competencia será dura dado que el país cafetero está en ebullición y genera el interés de inversionistas de todo el mundo. Según cifras oficiales, la inversión extranjera neta que ingresó a Colombia en el primer semestre de este año se situó en US$ 13.761 millones, dato que representó un aumento de 29% respecto al mismo lapso de 2013. Por lo pronto, Alicorp Colombia está presente en las categorías de alimentos para perros, galletas y cuidado del cabello.

Para Guillermo Quiroga, la estrategia de Alicorp es bastante consistente. “Usualmente tomas la decisión de ir a un mercado grande cuando los mercados donde estás no dan más. Pero los que tiene actualmente Alicorp no están saturados. Esos mercados sudamericanos tienen aún mucho por crecer. Obviamente, si hay una oportunidad interesante, la empresa puede aprovecharla como lo han hecho otras multilatinas. Bimbo, por ejemplo, compró empresas en Estados Unidos y en España durante la crisis en esos países. Cemex hizo lo mismo en Estados Unidos y Asia”, dice el experto.

Según Juan Carlos Mathews, apostar por países como Colombia y México es una oportunidad interesante para crecer. Según el exdirector de exportaciones de Promperú, en estas economías se pueden gestar alianzas que permitan utilizar insumos de esos países a fin de ofrecer un producto final al mercado asiático, norteamericano o europeo. Para Mathews, otros países con buenas condiciones económicas y oportunidades son los centroamericanos Panamá y Costa Rica.
Por lo pronto, Alicorp financiará sus planes de expansión a través de una emisión de bonos por US$ 450 millones en el mercado de capitales de Estados Unidos realizada en 2013. “Esa es la principal forma de financiamiento que tenemos en el largo plazo. En el corto y mediano plazo tenemos los bancos locales”, dice Sacchi, quien tampoco descarta emitir bonos en el mercado de capitales local. “Se trata de una alternativa que evaluaríamos si lo necesitáramos y si las tasas de interés lo permiten”, dice el ejecutivo. En ese sentido considera que el Mercado Integrado Latinoamericano (MILA) es un gran esfuerzo de integración, pero es consciente de que todavía deben afinarse algunos detalles técnicos para aprovechar su potencial. “Existen grandes limitaciones en el MILA. Una de ellas es el factor tributario, que impide a los inversionistas tratar a este mercado como una unidad”, advierte Humberto Agurto, gerente del departamento de finanzas corporativas de la corredora de bolsa Seminario SAB.

5140

 

Pasado reciente. En 2013 la facturación de Alicorp aumentó 18,8% respecto a 2012. Pasó de US$ 1.754,2 millones a US$ 2.083,7 millones. El ingreso al mercado brasileño fue clave en este resultado. “Vemos a Brasil como el estado de Minas Gerais. En el mercado de pastas seguimos creciendo. Desde hace seis meses tenemos un equipo gerencial alineado a la estructura corporativa de Alicorp”, dice Sacchi, que aclara que por ahora la compañía se concentrará en consolidarse en el mercado brasileño en las categorías en las que actualmente tiene presencia (pastas, gelatinas, chocolates y refrescos) y luego evaluará si ingresa a nuevos rubros.

5141

“El estado de Minas Gerais es muy relevante, ya que es el tercero más importante de Brasil. El consumidor de esa región es muy conservador y está muy apegado a las marcas locales, como las que tiene Pastificio Santa Amalia (posee cerca de 250 productos en ese mercado). La empresa tiene también una consolidación muy fuerte en tres o cuatro categorías, especialmente en la de pastas. Si unes estos dos elementos te das cuenta de que Alicorp tiene una posición única y fuerte en el mercado. Concentrarse por el momento solo en esa zona del gran mercado brasileño es pertinente”, dice Sergio Molinari, socio director de Foodservice en la consultora brasileña GS&MD–Gouvêa de Souza.

Argentina, el otro gran mercado donde se sitúa Alicorp, es sin duda un reto. Pese a tener una inflación que bordea el 40% y hay un fuerte control estatal sobre el tipo de cambio, esta plaza no ha sido descuidada por la multilatina peruana (la renovación de su portafolio es prueba de ello). “La situación como la de Argentina es una que hemos sabido manejar bien en el Perú. Sabemos que no es fácil. Pero es el momento de invertir y mantenernos cerca de nuestros consumidores. Ya tenemos marcas bien consolidadas, como Plusbelle (champús y jabones)”, dice Sacchi.

En el mercado peruano, si bien hay muchas oportunidades, también hay desafíos. El crecimiento del sector consumo masivo se ha desacelerado en los últimos meses. “El sector cerró 2013 con un crecimiento de 3,3%, mejor que el 2,8% de 2012, pero significativamente por debajo del esperado 5%, y más bajo aún que el promedio de los últimos diez años (por encima del 6%)”, detalla Francisco Revelo, socio de Deloitte Perú. Si bien Sacchi señala que sus ventas en el primer semestre han crecido (en aproximadamente 9%, según la empresa), el ejecutivo también reconoce una reducción en el consumo. “Esto ha sido influenciado por factores como el pesimismo del consumidor y otros elementos exógenos. Creemos que el segundo semestre debería ser bastante mejor”, dice, al afirmar que las oportunidades para seguir creciendo están presentes tanto en Lima como en el interior del país.

Los expertos coinciden en que 2015 será un mejor año que el actual para la operación peruana de Alicorp. Por lo pronto, la firma no ha quitado el pie del acelerador. “En los últimos dos años hemos invertido más de US$ 250 millones en repotenciar y hacer mucho más eficientes las operaciones de Alicorp. Para fines de 2014, vamos a concluir con una inversión que oscila entre los US$ 45 millones y US$ 50 millones [estas cifras no incluyen la inversión realizadas en adquisiciones]”, dice Sacchi. A futuro, Sacchi descarta que vaya a efectuarse una alianza exclusiva con algún retailer. “Debemos estar presentes en toda la cadena de distribución, y ello implica trabajar con todos los operadores”, dice el CEO de Alicorp.

 

Paolo Sacchi, CEO DE ALICORP
“Estamos muy enfocados en la línea de carrera"

Además, el ejecutivo considera que el año que viene será mejor para sus operaciones en la región.

-En comparación con este año, ¿cómo será 2015 para sus operaciones latinoamericanas?

-Es difícil hacer proyecciones sobre cómo cerrarán los mercados, pero sí creo que será un año un poco más estable que 2014 y con crecimientos, en algunos casos superiores, como sería el de la operación del Perú.


-Hoy cerca del 10% de sus ventas internacionales son exportaciones, ¿este porcentaje podría crecer en el futuro?
-Nuestro negocio de nutrición animal, a través del cual exportamos a Centroamérica, es el sustento de nuestra exportación. Expandir eso no es la estrategia. Nuestra estrategia es ingresar a un país, conocer al consumidor y aumentar nuestra escala.
-¿Los trabajadores de Alicorp pueden aspirar a tener una línea de carrera multilatina?
-Por supuesto. Hoy hay oportunidades. En Brasil, por ejemplo, tenemos personas que trabajaban en el área financiera de la operación peruana.
-¿Tienen una estrategia para retener a su personal?
-Estamos muy enfocados en ello. Pero esta se da a través del desarrollo que uno les brinda en cuanto a capacitación y la línea de carrera. Nosotros estamos muy enfocados en la línea de carrera. Ese es un factor de retención muy importante.

-¿Qué elementos toman en cuenta para las adquisiciones?
-Primero que sea un negocio o categoría que encaje dentro de las plataformas y la estrategia de Alicorp. Segundo que tenga un liderazgo en las categorías donde participa. Y tercero que tenga ventajas competitivas sobre las cuales nosotros podamos construir, que encaje en nuestro sistema de distribución, que gane dinero y que no sea muy cara.

-Miremos el Perú. ¿Qué expectativas tiene de la economía peruana para este año?
-Creo que 2014 es un año en el que esperábamos alcanzar un mayor crecimiento al que hemos tenido. Por ende, a muchos les puede haber sorprendido. Creo que estamos en la parte más baja de ese crecimiento. Estimo que deberíamos estar creciendo entre 4% y 4,5% en 2014.

-¿La coyuntura económica local los ha obligado a hacer un cambio en su plan de inversiones?
-No lo ha alterado de ninguna manera. Buscar eficiencias, llegar a los consumidores con productos que le den un valor agregado, entre otros temas que controlamos, son los que más nos preocupan y son nuestro foco.

-El dólar es un tema en la agenda peruana. ¿La volatilidad del tipo de cambio los ha afectado?
-Hasta hoy no. Pero sí nos puede afectar. El tipo de cambio impacta en el costo de las materias primas en dólares, y tenemos un nivel de deuda que también podría verse afectado.

-En el Perú tienen terrenos amplios sin usar. ¿Qué planean hacer con ellos?

-Cuando hablamos del crecimiento que esta compañía se ha trazado, y debido a la magnitud de sus operaciones, en algún momento nos faltarán espacios. Hemos comprado un terreno en Lurín, donde estamos evaluando poner un centro de distribución centralizado, y otro en Chilca, donde podríamos expandir nuestras operaciones. Las compañías deben tener espacios de expansión a nivel local.