En agosto pasado, el estadio de la Universidad de San Marcos, en Lima, Perú, fue testigo de un multitudinario evento. Un amplio escenario, lleno de luces, parlantes y pantallas gigantes, junto a más de 10.000 personas, pintaban el escenario perfecto para un concierto. No obstante, la estrella de la noche no era ningún cantante de rock, sino Michael Johnson, CEO de la compañía de nutrición, control de peso y cuidado personal Herbalife. Era la primera vez que este ejecutivo pisaba suelo peruano con la firme misión de entrenar y reclutar a más distribuidores no solo en este país, sino en toda la región, gracias a la transmisión vía internet en varios países de Sudamérica.

“La región está en un proceso de transición. Está pasando de una etapa de agresivo reclutamiento de distribuidores a una de consumo diario de nuestros productos”, dice Michael Johnson. “El país más grande de la región, sin incluir a México que es el segundo a nivel global, es Brasil, seguido por Venezuela, donde somos sorpresivamente fuertes a pesar de la difícil situación. A junio de este año, Ecuador y Perú ocupaban el tercer y cuarto lugar, respectivamente”.

Actualmente la región cuenta con un total de 60.000 distribuidores y representa el 14% de las ventas totales de la compañía que en 2009 sumaron US$2.400 millones.

Además, según Michael Johnson, la tendencia de llevar una vida saludable y con buena nutrición es muy fuerte, especialmente en regiones que tienen población joven como América Latina. “Mientras más jóvenes sean, la preocupación por verse bien será mayor”, dice.

Tal es el potencial de crecimiento que ve Herbalife en la región, que tiene planeado construir una planta de producción en los próximos cinco años. Por ahora, los ejecutivos analizan qué país es el ideal para concretar esto. No obstante, la compañía no solo apuesta a su línea de comida para ganar mayor musculatura en la región. Hoy la empresa enfoca su estrategia en productos de cuidado personal. A nivel global, las ventas de productos de esta categoría sumaron US$128 millones en 2009, y hoy representa el 6% del total de las ventas. La meta es llegar a 15% en los próximos cinco años. En varios países de la región ya se han introducido varios productos de esta categoría e, incluso Brasil, ya cuenta con una propia línea de perfumes llamada Lively Fragances.

En tanto, la empresa goza de buena salud. El precio de su acción en la Bolsa de Valores de Nueva York se ha recuperado notablemente después de que la crisis internacional produjera una caída de US$40 a menos de US$14 por acción. Hoy el precio ha escalado a US$56.

Por lo pronto, los dos primeros trimestres de 2010 han sido los mejores en toda la historia de Herbalife y apuestan todas sus fichas para que este período se convierta en el inicio de los mejores años de la compañía.