La recuperación de la economía mundial ha sido mixta y los pedidos de las aerolíneas estadounidenses se están rezagando respecto a compañías de otros países, dijo este domingo el presidente ejecutivo de la división de aviones comerciales de Boeing.

Boeing, la segunda mayor fabricante de aviones, y su mayor rival Airbus, han sido afectadas en años recientes por una crisis económica que disminuyó la demanda de viajes y causó que las aerolíneas redujeran sus pedidos.

"Uno observa la recuperación en todo el mundo. Es una recuperación mixta", dijo a periodistas Jim Albaugh, en vísperas de la feria aeronáutica en Farnborough, Gran Bretaña.

Las aerolíneas estadounidenses, en particular, han estado vacilando respecto a la adquisición de nuevos aviones.

El espectáculo aéreo fuera de Londres a menudo sirve como evento de alto perfil para que fabricantes revelen nuevas órdenes.

Albaugh declinó identificar qué clientes habían realizado pedidos, aunque fuentes de aviación dijeron este sábado a Reuters que una aerolínea de Emiratos Arabes Unidos se aprestaba a hacer un pedido de US$5.000 millones por 20 aviones Boeing 777 de fuselaje ancho.

"Uno verá algunos nuevos pedidos de nuevas personas esta semana", señaló Albaugh.

Boeing recientemente anunció planes para aumentar las tasas de producción de algunos de sus aviones populares - como el 737 de fuselaje estrecho - a fin de cumplir con una creciente demanda de clientes.

Aún persiste un "signo de interrogación" sobre si la cadena de abastecimiento de aviones puede soportar el aumento de producción aeroespacial, indicó Albaugh.

Reiteró que Boeing aún intenta hacer su primera entrega del largamente retrasado 787 Dreamliner al final del año. Pero hizo eco de advertencias anteriores de ejecutivos de Boeing afirmando que la primera entrega podría realizarse en el 2011, debido a problemas surgidos durante las pruebas de vuelo.

Boeing aterrizó este domingo un Dreamliner en Farnborough, el primer viaje fuera de Estados Unidos del avión.