Un alto gerente del fabricante de artículos deportivos Adidas así como cuatro entrenadores asistentes del baloncesto universitario en Estados Unidos fueron detenidos por sospechas de sobornos y corrupción, según informó la fiscalía de Nueva York.

La fiscalía acusa al gerente de haber sobornado a promesas del deporte para alentarlas a jugar en colegios universitarios promocionados por la empresa. Además, habría intentado asociar a los jugadores en su futura carrera profesional a la compañía.

De acuerdo con la demanda, habrían recibido sobornos cuatro entrenadores asistentes de los equipos Oklahoma State, Auburn, Arizona y Southern, todos de la NCAA (la liga de baloncesto universitario).

Adidas no es mencionada en la demanda, en la que se habla solo de "Company-1". El gerente mencionado es presidente de marketing para baloncesto en todo el mundo. "Es claramente alguien que tenía la autoridad de transferir fondos de la empresa de más de US$100.000 y de camuflarlos", dijo el fiscal Joon Kim el martes en Nueva York.

También otros dos empleados de Adidas habrían participado en los negocios ilegales. Kim afirmó que actualmente no hay acusaciones contra empleados de alto rango de la empresa.

Por su parte, una portavoz de Adidas confirmó hoy la detención de un empleado en Estados Unidos. "Estamos intentando recabar más informaciones sobre la situación. No tenemos conocimiento sobre infracciones y trabajaremos junto a las autoridades para esclarecer la situación", dijo la portavoz.

De acuerdo con la demanda, habrían recibido sobornos cuatro entrenadores asistentes de los equipos Oklahoma State, Auburn, Arizona y Southern, todos de la NCAA (la liga de baloncesto universitario). Con estos pagos, tres gerentes y un asesor financiero habrían intentado ejercer presión a través de los entrenadores sobre determinados jugadores para ganarlos como clientes.

Según los documentos presentados, el FBI y la fiscalía del distrito sur de Nueva York comenzaron a investigar el caso en 2015.