Santiago. La Empresa Nacional de Petróleo estaría virtualmente quebrada y ese sería el motivo por el cuál se registró un alza en los precios de los combustibles al extremo sur de Chile.

Las autoridades de ese país reconocieron que la compañía tenía problemas, lo que habría provocado la decisión de terminar con subsidios con los que contaban la gente de esa fría zona.

“El presidente Sebastián Piñera hizo una larga exposición que explica la situación grave de eventual quiebra en que está Enap y lo que está justificando las decisiones que se han adoptado. También se le hizo presente que la situación no vaya a ser como comprarse el gasolinazo que se compró Evo Morales en Bolivia y espero que eso el ejecutivo también lo tenga presente”, explicó el senador oficialista Hernán Larraín.

Según consignó la radio Universidad de Chile, el interés del gobierno no es reinvertir los fondos destinados actualmente a subsidios para otros proyectos sociales, sino que poner a disposición de empresas privadas los futuros yacimientos que están en la zona austral del país.