Londres. El oro borró ganancias que lo llevaron a máximos de tres semanas ya que el dólar se fortalecía este viernes, aunque era apoyado por expectativas de que la política monetaria en Estados Unidos permanecería laxa tras la reelección del presidente Barack Obama y ante un inminente "abismo fiscal" que podría recortar el gasto del Gobierno de la mayor economía mundial.

Tras las elecciones presidenciales en Estados Unidos del martes, los inversores están preocupados de que los políticos en Washington tengan dificultades para lograr un compromiso de recortar el déficit de presupuesto, antes que US$600.000 millones en recortes de gastos del Gobierno y alzas de impuestos entren en vigor en enero.

Los mercados también observan el techo de la deuda de la mayor economía mundial, que necesita ser elevado para evitar que el Gobierno se quede sin fondos para operar.

El oro al contado caía un 0,14% a US$1.727,51 la onza a las 1308 GMT debido a la fortaleza del dólar y tras alcanzar previamente un máximo de tres semanas de US$1.737,60.

El oro en Estados Unidos recortaba sus ganancias a un 0,12% a US$1.728,10.

Un dólar más fuerte frenaba una mayor alza en los precios del lingote al hacerlo más costoso para los tenedores de otras monedas.

El índice dólar subió a un máximo de dos meses, al tiempo que el euro extendía pérdidas este viernes, con el billete verde también impulsado por flujos que buscan la seguridad mientras los activos de riesgos como las acciones sufrían pérdidas.

* La plata caía un 0,65% a US$32,11 la onza.

* El platino ganaba un 0,76% a US$1.552,49 la onza.

* El paladio retrocedía un 0,47% a US$609,10 la onza.