La 'supersemana' de reportes financieros tecnológicos, donde Alphabet, Facebook y Microsoft anunciaron resultados récords, no fue tan exitosa para los otros miembros del grupo de gigantes tecnológicos, Amazon y Apple.

Las acciones de la compañía de Jeff Bezos cayeron alrededor de 4% este jueves, cuando reportó un resultado menor que lo esperado para este trimestre terminado en septiembre. Mientras el mercado esperaba una ganancia de US$ 8,92 por acción, la empresa reportó US$ 6,12. Los ingresos de US$ 110.810 millones tampoco alcanzaron cumplir las expectativas, que eran US$ 111.600 millones, de acuerdo al estudio de Refinitiv.

El bajo rendimiento estuvo influido, principalmente, por los desafíos del negocio de e-commerce de Amazon, con clientes que han comenzado a volver a las tiendas físicas y por las restricciones que se presentaron en la cadena de logística global.

Según el chief financial officer de Amazon, Brian Olsavsky, el tercer trimestre también fue afectado por la pandemia del coronavirus, que obligó a la compañía a realizar inversiones adicionales para la seguridad sanitaria de los empleados, casi duplicar el tamaño de su red de fulfillment e incrementar su fuerza laboral, llegando a añadir 628.000 empleados en los últimos 18 meses.

Los resultados fueron compensados por el rápido crecimiento de los ingresos de Amazon Web Services (AWS), el brazo de servicios tecnológicos de la compañía, que creció 38,9% respecto al mismo período del año anterior, generando US$ 4.880 millones en ingresos operativos.

Para el cuarto trimestre de 2021, Amazon estimó que las ventas netas estarán entre US$ 130.000 millones y US$ 140.000 millones, y experimentarán un incremento de 4% a 12% respecto al mismo trimestre de 2020. Su CEO, Andy Jassy, dijo que la compañía estará invirtiendo “miles de millones de dólares” extra en su negocio de retail, como resultado de la escasez laboral, el alto costo de la mano de obra, las restricciones en la cadena de logística global y el alto costo de transporte”.

Apple no sorprende a los analistas La compañía del iPhone tampoco logró cumplir con las expectativas de los analistas en su reporte financiero del tercer trimestre de 2021, especialmente en lo que respecta a sus ingresos, que fueron de US$ 83.400 millones, por debajo de las predicciones que marcaban US$ 84.200 millones, aunque experimentaron un crecimiento de 29% respecto al mismo período del año anterior.

Como en el caso de Amazon, el culpable de la performance decepcionante de Apple fue la disrupción de la cadena logística. Según dijo su CEO, Tim Cook, a la cadena estadounidense CNBC, la compañía “tuvo un fuerte desempeño pese a las limitaciones logísticas mayores que las esperadas, que estimamos (costos) de alrededor de US$ 6.000 millones”.

Según Cook, la escasez de chips y las disrupciones en las industrias de manufactura relacionadas al COVID-19 en el sudeste asiático fueron las principales razones de este golpe en la logística evidenciado en el rendimiento trimestral.

Pese a ello, el crecimiento marginal de Apple fue respaldado por el incremento de 47% en las ventas de iPhone, que representaron el 46,39% de los ingresos de la compañía (US$ 38.690 millones).

Los ingresos por servicios también fueron una métrica clave que mitigó la caída de ingresos de Apple. Los servicios como App Store, Apple Music, Apple Arcade, Apple Pay, Apple TV+ y cloud significaron una recaudación de US$ 18.300 millones, mayor que los US$ 17.600 millones esperados por los analistas.