Paraguay. Las interpretaciones perjudiciales para el ambiente que da lugar el Decreto 7702/17 “Por el cual se reglamenta el artículo 42 de la Ley N° 422/1973 “Forestal”, genera gran preocupación a la ciudadanía, por lo cual la ONG Guyra Paraguay solicita la revisión del Art. 5 y las definiciones establecidas en el mismo, según el comunicado difundido por el gremio presidido por Alberto Yanosky.

Dicha ONG propone que a través del diálogo entre los diferentes sectores, el Infona llame a un consenso que permita reencauzar la agenda país con una visión que se ajuste a los compromisos internacionales asumidos salvaguardando a la ciudadanía y a las futuras generaciones.

Con el Decreto 7702/17, se abrogan los decretos N° 7031, del 17 de abril de 2017, el N° 7152 del 22 de mayo de 2017, y el N° 7674 del 4 de setiembre de 2017.

En el artículo 5 de dicha norma, se expresa que “a partir de la vigencia del presente decreto, los que realicen habilitaciones en las propiedades rurales identificadas como áreas de reserva legal de bosques naturales sin autorización correspondiente, se encuentran obligados a reforestar, restaurando la totalidad de la superficie habilitada o adquiriendo certificados de servicios ambientales hasta el equivalente a su obligación (25%), mediante el régimen establecido en la Ley N° 3001/2016 y sus reglamentaciones.

Más adelante, el decreto aclara que todo eso es sin perjuicio de las sanciones que correspondieren por el incumplimiento de las normas que rigen la materia. 

Según Guyra Paraguay, la redacción del decreto compromete la funcionalidad de los ecosistemas boscosos remanentes, aumentando la fragmentación, pérdida de hábitat, y reduciendo servicios ecosistémicos que estos proveen, afectando a la biodiversidad y arriesgando el patrimonio socio-cultural del país.

Gremio defiende norma. Por otro lado, sobre el Decreto 7702/17, el presidente de la Federación Paraguaya de Madereros, Juan Carlos Altieri, opinó que si se anulara el Decreto 7702 “será un retroceso”, porque lo considera una herramienta de conservación de bosques naturales. “La Ley 422/73 es clara y determina el área de bosque que se debe dejar, 25%, así como el mecanismo para aprobar proyectos. El mismo no obliga a ninguna autoridad a dar permisos para cambio de uso de la tierra”, acotó.