Santiago. El mercado siderúrgico de América Latina y el Caribe durante el primer mes del año presentó un incremento de 4% en el consumo de acero laminado, mientras que la producción regional de acero crudo y de acero laminado creció 2% y 4%, respectivamente versus enero 2017, confirmando las mejores condiciones económicas mundiales y regionales, informó la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero).

Si bien la región ha disminuido 6% sus importaciones, el consumo regional es abastecido en un 32% por las importaciones (36% en enero 2016). Las exportaciones superan en 3% a las de enero 2017. Por su parte, la balanza comercial se mantiene negativa, aunque disminuyó 13% su déficit.  

Producción. América Latina tuvo una producción de 5,3 millones de toneladas (Mt) de acero crudo en enero 2018, superior en 2% a la registrada en el mismo período de 2017 (5,2 Mt). Brasil es el principal productor con 54% del total regional (2,9 Mt), aumentando 1% versus enero 2017.  

De igual forma, la región produjo 4,4 Mt de acero laminado, 4% más que en enero 2017. Los principales productores son Brasil 1,9 Mt (42% del total latinoamericano) y México con 1,6 Mt, con 35%.

Consumo de acero laminado. En el primer mes del año, la región registró un consumo de acero laminado de 5,6 Mt, 4% mayor que en enero 2017 (5,4 Mt). 

América Latina tuvo una producción de 5,3 millones de toneladas (Mt) de acero crudo en enero 2018, superior en 2% a la registrada en el mismo período de 2017 (5,2 Mt).

Los principales países que incrementaron su consumo, tanto en términos absolutos como porcentuales fueron, Brasil (184 mil toneladas adicionales y creciendo 13%), Argentina (112 mil toneladas adicionales y 36%), Perú (48 mil toneladas y 21%).

Contrariamente, en el mismo período Uruguay, Colombia y el Salvador registraron caídas de 29%, 18%, y 17% respectivamente.

Del total latinoamericano, 58% corresponde a productos planos (3,3 Mt), 41% a productos largos (2,3 Mt) y 1% a tubos sin costura (0,1 Mt). 

Balanza comercial.  En enero 2018, América Latina importó 1,8 Mt de acero laminado, 6% menos que lo importado en mismo período de 2017 (1,9 Mt). De este total, 68% corresponden a productos planos (1,2 Mt), 30% a productos largos (530 mil t) y 2% a tubos sin costura (44 mil toneladas). 

Actualmente, las importaciones de laminados representan 32% del consumo de la región, lo que trae desincentivos para la industria local, fricciones comerciales y pone en riesgo fuentes de empleo.

Las exportaciones latinoamericanas de acero laminado fueron 829 mil toneladas, 3% más que lo registrado en enero 2017 (806 mil toneladas). De este total, 46% corresponden a productos planos (378 mil toneladas), 41% a productos largos (341 mil toneladas) y 13% a tubos sin costura (111 mil toneladas).

En enero 2018, la región registró un déficit comercial en volumen de 970 mil toneladas de acero laminado. Este desbalance es 13% menor al observado en enero 2017 (-1,1 Mt).

Brasil es el único país que mantiene un superávit en su comercio de acero laminado (288 mil toneladas). Contrariamente, el mayor déficit se registró en México (-400 mil toneladas). Lo siguieron Perú (-141 mil toneladas), Chile (-133 mil toneladas), Colombia (-123 mil toneladas), y Ecuador (-123 mil toneladas). 

La evolución de los flujos de comercio y el saldo se presentan en el Gráfico 02.

Producción febrero 2018. Información adelantada de febrero 2018, se estima que la producción de acero crudo alcanzó 5,3 Mt en el mes, 1% menos que enero 2018 y 7% más que en febrero 2017. De forma acumulada, entre enero-febrero de 2018, la producción alcanzó los 10,6 Mt, 4% más que en ene-feb 2017 (10,2 Mt).

La producción de laminados cerró en 4,4 Mt, 2% menos que en enero 2018 y 8% más que en febrero 2017. De forma acumulada, entre ene-feb 2018, la producción de laminado alcanzó los 8,8 Mt, 6% más que en ene-feb 2017 (8,3 Mt).