México DF. La producción de autos de México crecería este año alrededor de 6% a unos 2,4 millones de vehículos, apoyada en mayores ventas a países latinoamericanos, lo que suavizaría la dependencia de Estados Unidos.

El presidente de la asociación de la industria, AMIA, Eduardo Solís, dijo el martes que las ventas a América Latina representarán entre 13% y 15% del total exportado este año, cuando equivalieron a 11,5% en 2010 y a 8,4% en 2009.

"Es un mercado que trae la mayor dinámica de nuestras exportaciones", dijo Solís en una entrevista con Reuters.

La industria automotriz mexicana, una de las mayores del mundo, es altamente dependiente del mercado estadounidense, que adquirió cerca de la mitad del total de unidades producidas el año pasado.

El terremoto y el tsunami que devastaron a Japón en marzo, y que forzaron incluso cierres temporales de plantas aún en países lejanos como México, no tendrán un gran efecto en este país, dijo Solís.

"Temporalmente algunas de las marcas sí van a tener una consecuencia", dijo, explicando que la producción de marcas japonesas representa una pequeña fracción dentro de la producción total mexicana. "El impacto en México en el agregado no va a ser tan importante", sostuvo.