Caracas. La estadounidense American Airlines reducirá en casi 80% la frecuencia de sus vuelos a Venezuela a partir del próximo 1 de julio, debido a la deuda de unos US$750 millones que mantiene el gobierno venezolano desde 2013.

Según un comunicado de la operadora aérea sólo se mantendrán 10 de los 48 vuelos que realiza semanalmente entre Caracas y Miami, mientras que cancelará las rutas hacia Nueva York, Dallas y San Juan, Puerto Rico.

"Debido a que se nos adeuda una cantidad sustancial y a que no hemos logrado alcanzar una solución al respecto, reduciremos significativamente nuestros vuelos al país después del 1 de julio", indicó el comunicado.

La compañía destacó que ha operado en Venezuela por más de 25 años y que este país fue su primer destino en Sudamérica.

De acuerdo con la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (LATA) las aerolíneas que la integran tienen cerca de US$4.000 millones en divisas que Venezuela les debe por la venta de boletos.

Las aerolíneas han sido afectadas por el control de cambio vigente en esta nación desde hace 11 años, que las obliga a vender boletos en bolívares y luego convertirlos en divisas para su repatriación a través del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex).

Recientemente el gobierno liberó US$486 millones para pagar a seis aerolíneas que aceptaron las condiciones propuestas por las autoridades venezolanas.

El próximo 1 de julio los pasajes aéreos se venderán en un sistema cambiario conocido como SICAD II, que cotiza en unos 50 bolívares por dólar, y debe acelerar la liquidación de divisas a las aerolíneas.

Asimismo, el Ministerio de Transporte Aéreo y Acuático ha solicitado a las operadoras expandir la oferta de billetes y publicar el costo de los mismos en dólares a partir del nuevo esquema vigente en julio.

Según LATA, 11 compañías aéreas que operan en Venezuela redujeron sus frecuencias entre 15 y 78% en el último año, mientras que algunas como Air Canada y Alitalia suspendieron sus operaciones.