Reuters. La emisora de tarjetas de crédito American Express Co registró su primera pérdida trimestral en 26 años y dijo que no recompraría acciones en los próximos seis meses, debido al impacto de la recientemente promulgada reforma al sistema tributario en Estados Unidos.

Las acciones de AmEx bajaron un 2,5% a US$97,20 en las operaciones posteriores al cierre regular del mercado.

La compañía tomó un cargo de US$2.600 millones, para cubrir un nuevo impuesto extraordinario de repatriación sobre los ingresos no distribuidos de ciertas unidades fuera de Estados Unidos y para ajustar el valor de sus impuestos de activos y pasivos retrasados.

El cargo redujo los ratios de capital de AmEx y, para reconstruirlos, la compañía dijo que suspendería recompras de acciones para el primer semestre de este año, pero continuaría pagando dividendos aunque sólo en los niveles actuales.

La pérdida neta atribuida a los accionistas comunes en el cuarto trimestre fue de US$1.200 millones, o US$1,41 por acción, lo que se compara con una ganancia de US$825 millones, u 88 centavos por papel, un año antes.

Excluyendo el cargo, AmEx ganó US$1,58 por acción, superando las estimaciones de los analistas de US$1,54, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Los ingresos totales, netos de gastos por intereses, subieron a US$8.840 millones desde los US$8.020 millones en el mismo período del año anterior, ya que los clientes de la compañía gastaron más dinero en la temporada navideña en Estados Unidos.

Eso también superó las estimaciones del mercado, que esperaba US$8.720 millones.