Tegucigalpa. El precio de la bolsa de cemento de 42,5 kilogramos continuará congelado durante un mes más, anunció el ministro de la Secretaría de Industria y Comercio (SIC), Francisco Zelaya.

La medida establece que el precio máximo de la bolsa de cemento Bijao al consumidor final es de 142 lempiras (US$7,3), mientras que el precio de la bolsa de Piedra Azul tipo Portland se fija en 142.50 lempiras.

Dicha medida fue tomada tras el alza unilateral que aplicó la cementera Lafarge-Incesha.

El decreto número 784-2011 de La Gaceta del seis de enero, con vigencia de un mes, establece que queda a criterio de las autoridades determinar una extensión del mismo.

Las autoridades consideran que el aumento, justificado por la cementera por el altos costos de la energía eléctrica, el combustible y la inflación, no amerita el alza de 7,93 aplicado a finales de diciembre pasado.

En las ferreterías el alza llegó a alcanzar los 13 y 15 lempiras. "Estamos solicitando una reunión con ellos (ejecutivos de Lafarge-Incesha) para decirles que eso (el aumento) es improcedente y si no revisan sus costos, seguimos con el congelamiento", refirió Zelaya.

Las autoridades siguen analizando cuál sería el precio razonable, considerando el valor del flete que se debe pagar por el transporte del producto básico para la construcción.

La semana anterior, esta cementera anunció que impugnará el decreto de congelamiento, el que denominó como un error de la SIC.

El anuncio realizado mediante un comunicado destacó que Incehsa-Lafarge fue víctima en 2011 de un aumento del 27% en la energía eléctrica que compra a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), al tiempo que la estatal le negó el derecho que tiene por ley de comprarla directamente a generadores renovables independientes.

Importar cemento. Las autoridades hondureñas han señalado que se puede importar directamente el producto del extranjero, aunque miembros de la industria de la construcción y otros grupos indican que los precios altos en los países vecinos y los costos del transporte hacen inviable la importación del cemento.