Managua. La iniciativa de Petrocaribe en América Latina y el Caribe se consolidó con el encuentro en Venezuela, donde se planteó convertir este mecanismo en una Zona Económica, la cual permitirá la estabilidad en las economías de la región, como ocurre en Nicaragua, coincidieron este lunes analistas políticos.

El ex diplomático nicaragüense Aldo Díaz, señaló que después de la VII Cumbre de Petrocaribe, celebrada el domingo en Venezuela, los países de la región van a lograr importantes beneficios sociales y económicos bajo el modelo de complementariedad y solidaridad.

Díaz, quien es el director de la emisora de radio gubernamental "La Primerísima", así como William Grigsby, del estatal Canal 4, analizaron los acuerdos de la VII Cumbre de Petrocaribe realizada en Caracas, Venezuela, el pasado domingo.

En comentarios reproducidos este lunes por el portal de noticias estatal "El 19 Digital", Díaz indicó que los acuerdos de Petrocaribe en Caracas vienen a consolidar esa iniciativa, pero también permiten fortalecer los diferentes frentes de defensa de la Revolución Bolivariana de Venezuela.

Agregó que, en el caso de Petrocaribe y en el caso de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), significa un gran beneficio para los países miembros.

Díaz, analista político y destacado ideólogo sandinista, expresó que la consolidación de Petrocaribe en el plano político, económico y comercial, es una verdad del tamaño de un "templo", y se ratifica con el ingreso de Guatemala y Honduras a esa iniciativa.

Nicaragua fue el primer país de Centroamérica en sumarse a la ALBA y a Petrocaribe el 11 de enero del 2007, y el domingo pasado el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el ingreso de Guatemala y Honduras a esa iniciativa.

"Guatemala y Honduras han comprendido que este acuerdo les garantiza poder ejecutar programas para ayudar a reducir la pobreza", acotó el director de "La Primerísima".

Por su parte, Grigsby reconoció que en el encuentro de Petrocaribe se acordó la conformación de una Zona Económica de los países miembros, para la inversión, el comercio y el desarrollo compartido para la estabilidad energética, económica y financiera.

"Se acordó que Nicaragua será sede de la próxima Cumbre de Petrocaribe, a realizarse el 29 de junio en Managua, para celebrar el octavo aniversario de creación del bloque integracionista", aseguró el periodista Grigsby.

Agregó que la decisión de realizar la próxima Cumbre de Petrocaribe en el país demuestra el liderazgo del comandante Daniel Ortega en la región, pero también indica que el presidente Maduro ratificó los acuerdos bilaterales entre su patria y Nicaragua.

Grigsby, quien también se desempeña como analista político, señaló que la puerta de entrada a Petrocaribe en América Central fue Nicaragua, y si hoy Guatemala puede entrar en esa iniciativa es por este país, y seguirá siendo un factor decisivo para la consolidación regional.

"La idea de Petrocaribe y sus resultados demuestran a toda la región que Nicaragua es el eje de Centroamérica como históricamente lo ha sido, porque si a Nicaragua le va bien, le va bien a la región centroamericana", razonó Grigsby.

Agregó que por Petrocaribe y la ALBA, las naciones del Caribe, y particularmente en Nicaragua, las economías no sucumbieron ante la crisis económica generada cuando el barril del petróleo llegó a los US$140 hace unos cuatro años.