Bangalore. Analistas incrementaron sus estimaciones de los precios del petróleo para este año y el 2013, debido a las preocupaciones por el suministro y a la expectativa de una nueva ronda de estímulo monetario que podría mejorar las perspectivas de crecimiento económico, mostró un sondeo de Reuters.

En base a las proyecciones de 28 analistas, la encuesta mensual arrojó que el Brent tendría un precio promedio de US$109,50 el barril el 2012, un aumento de US$1,20 respecto a la cifra de la encuesta de julio.

El crudo Brent ha promediado cerca de US$112 por barril en lo que va del año, un avance respecto a los US$111 en el 2011.

"Hemos revisado al alza nuestros pronósticos a cercano plazo para reflejar el actual apoyo a las esperanzas de un estímulo global y los temores sobre tensiones en Oriente Medio", dijo el analista de Capital Economics, Julian Jessop.

"Sin embargo, estos factores deberían desvanecerse a finales de este año, para ser reemplazados por renovadas preocupaciones sobre la economía mundial y el futuro del euro", agregó.

El estudio estimó que el Brent bajaría a un promedio de US$106,10 el barril durante el tercer trimestre del 2012 y a US$106,50 el barril en el cuarto periodo.

Para el 2013, se prevé que el Brent marque un promedio de US$107,20 el barril, un incremento de 70 centavos respecto a las estimaciones de julio. Sólo tres de 26 analistas esperaban un promedio en el precio del Brent por debajo de los US$100 el barril durante el próximo año.

El sondeo proyectó que el crudo ligero en Estados Unidos tendría un promedio de precio de US$95,90 el barril en el 2012, un avance de 50 centavos en relación a la cifra de julio. Para 2012 se espera un precio de US$99,50 el barril, un alza de 60 centavos respecto a la proyección del mes anterior.

"La geopolítica y el incremento de la liquidez inyectada al sistema por los bancos centrales deberían representar elementos positivos para los precios del petróleo, pero fundamentalmente el mercado no se verá fuerte (en el 2013)", indicó Torbjoern Kjus, analista de DNB.

Kjus dijo que consideraba que los precios del crudo comenzarían una tendencia bajista en el 2013 y continuarían ese rumbo hacia el 2020.

La escalada de los precios del petróleo a US$117 en agosto se produjo por factores temporales especiales y no por una estrechez en el mercado, sostuvo Carsten Fritsch, analista de Commerzbank.

"El mercado también permanecerá sobreabastecido en los próximos trimestres si la producción de la OPEP se mantiene en su actual nivel de más de 31 millones de barriles por día", aseveró Fritsch.

Jessop, que brindó la proyección más baja para el Brent para el 2012 a 102 dólares el barril, dijo que la recuperación de los precios desde julio probablemente fue impulsada por un prospecto demasiado optimista acerca de la economía mundial, algo que también se ha visto reflejado en un repunte de los mercados de acciones globales.

En tanto, Raymond James ofreció la menor estimación para el Brent en el 2013 con US$80 el barril y US$65 para el petróleo en Estados Unidos.

Goldman Sachs ofreció los pronósticos más elevados para los precios, al estimar que el Brent promediaría US$120 en el 2012 y US$130 el barril en el 2013.