Los analistas alertaron el viernes sobre el agresivo gasto de Google y un ajuste en la plantilla, que llevó a que el gigante de las búsquedas en Internet incumpliera con las estimaciones de ganancias por primera vez en dos años.

El jueves, Google anunció ganancias menores a las esperadas para el segundo trimestre, pese a un incremento del 24% en los ingresos. No obstante, la compañía dijo que continuaría invirtiendo en nuevos negocios para el crecimiento a largo plazo.

"Está claro que Google está en modo de inversión en búsqueda, móvil y visualización", declaró Jordan Rohan, analista de Stifel Nicolaus, en una nota a sus clientes.

El incremento del gasto presionó los márgenes del Ebitda, que cayeron por debajo de un 60% por primera vez en los últimos seis trimestres, dijo Rohan.

"El elemento clave probablemente para espantar a los inversores es el drástico incremento de la plantilla, gastos operativos y gastos de capital: importantes inversiones para el crecimiento a largo plazo que merman los márgenes", dijo la analista Marianne Wolk, de Susquehanna.

Tras los resultados, J.P. Morgan bajó su precio objetivo para las acciones de Google a US$558, desde US$566, Susquehanna recortó su estimación a US$650 desde US$665 y Kaufman Bros la redujo a US$630 desde US$640.

Las acciones de Google retrocedían 4%, a US$474,1, en las operaciones previas a la apertura del mercado.