Madrid. Los analistas de mercado prevén que el Banco Santander registre un beneficio neto de unos 4.500 millones de euros en 2013, con lo que duplicaría los 2.205 millones de euros que ganó un año antes, en el que las cuentas se vieron afectadas por el saneamiento del riesgo inmobiliario en España.

El Banco Santander presentará este jueves, antes de la apertura del mercado, los resultados del grupo financiero correspondientes a 2013, que según los analistas consultados, podrían superar los 4.500 millones de euros de beneficio neto.

Esto supondría que la entidad financiera ganaría el doble que en 2012, cuando su beneficio se redujo en 59% tras dotar 18.800 millones de euros a provisiones, en cumplimiento con los reales decretos aprobados por el Gobierno.

Para el último trimestre del año, el consenso del mercado espera que la entidad que preside Emilio Botín incremente sus beneficios y reduzca costes tras las sinergias conseguidas con la integración de Banesto y Banif en el grupo.

En los nueve primeros meses del año, la entidad financiera ganó 3.310 millones de euros, 77 % más, gracias a unas menores necesidades de provisiones.