El ministerio de Energía y Minas (MEM) y la distribuidora Energuate analizan salidas jurídicas que permitan la continuidad del proyecto de generación con carbón Jaguar Energy (JEG), debido al conflicto entre la empresa adjudicada y la encargada de la construcción.

La preocupación, manifestaron, luego de una reunión el martes último, se debe a los atrasos del proyecto.

Érick Archila, ministro de Energía, refirió que se solicitó a la Procuraduría General de la Nación un dictamen para conocer el marco jurídico en el cual pueden actuar.

El funcionario agregó que aunque este es un contrato entre privados -JEG y el contratista China Machine New Energy Corporation (CMNC)-, el MEM y la Comisión Nacional de Energía Eléctrica dieron su aval e impulsaron la inversión.

Con este proyecto se bajaría en 25% los costos de generación para las distribuidoras Deocsa y Deorsa (Energuate) y las tarifas para sus usuarios.

Dimas Carranza, director de Regulación de Energuate, expuso que analiza el margen de maniobras según los derechos que otorga el contrato.

Las dos unidades de la planta debían entrar en operaciones el 1 de mayo del 2013, pero por atrasos se fijó la entrega para septiembre y diciembre del 2014. Sin embargo, en noviembre último surgió un conflicto entre JEG y CMNC.

Jaguar critica atrasos de la compañía china y dio por terminado el contrato; y CMNC indica que le adeudan US$200 millones y no acepta la cancelación.

“Si ellos no son capaces de operar las dos centrales en las fechas previstas o a más tardar el 1 de mayo del 2015 se cobrará por penalidades US$6,5 millones, más US$45,3 millones de garantías preoperativas”, afirmó Carranza.

Ese pago también debe hacerse si se rompe el contrato, agregó. Por el primer atraso ya se cobró US$21,5 millones y el monto fue usado para estabilizar las tarifas de los usuarios, explicó.

Energuate expuso que no se puede cambiar al contratista sin su autorización y que Jaguar no les ha informado de manera oficial de la cancelación del contrato a CMNC.

A la reunión sostenida el martes último no asistió ningún representante de JEG.

Por correo, esa empresa dijo que el contrato fue cancelado y que hay ocho contratistas locales y uno de origen chino trabajando.

3847