Montevideo. La petrolera estatal uruguaya Ancap firmó este sábado con su par venezolana Pdvsa un acuerdo para la cancelación anticipada de una deuda de US$720 millones por adquisiciones de crudo a través de una operación de compra de bonos emitidos por la compañía con sede en Caracas.

Ancap tiene un convenio con Pdvsa desde 2005 mediante el cual paga 75% del petróleo que le adquiere a 90 días y el restante 25% lo abona 15 años más tarde, con una tasa de interés anual de 2%.

"El mecanismo que hemos encontrado para saldar esa deuda es extraordinariamente favorable para ambos países", dijo en conferencia de prensa el ministro de Energía y Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez.

La transacción, que se estaba negociando desde hace más de dos años, incluye la creación de un fideicomiso que será administrado por la filial en Uruguay del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), que hará de intermediario.

Ancap le entregará a Bandes Uruguay el dinero para la compra de títulos emitidos por Pdvsa por un valor nominal equivalente al pasivo que mantiene, pero que en el mercado secundario están cotizando en estas semanas por debajo de la par, dijo el presidente de la petrolera uruguaya, Raúl Sendic.

Luego, Bandes Uruguay le entregará los bonos a Pdvsa y, de esa forma, cerrará la transacción.

La deuda de Ancap ascendía a US$720 millones más intereses, lo que en total sumaba unos US$860 millones. El desembolso de Ancap rondará los 500 millones de dólares, dijo a Reuters Juan Amaro, uno de los directores de la compañía basada en Montevideo.

"Uruguay gana en el sentido de que esos bonos están a un precio nominal que es favorable para Ancap, y nosotros ganamos porque una deuda a 15 años es traída al día de hoy", explicó Ramírez.

Ancap obtendrá el financiamiento por parte del Tesoro principalmente mediante la adquisición de una deuda en pesos uruguayos en el mercado local, aunque también analiza captar una porción de los recursos de otros organismos estatales, como la telefónica Antel.

"Esto permite sustituir una deuda en dólares por una en moneda nacional (...), lo que es un beneficio adicional", afirmó Sendic.

La transacción estará culminada dentro de 15 o 20 días, estimó el funcionario uruguayo.

El gobierno venezolano prevé utilizar una parte del dinero obtenido para la importación de productos uruguayos.

"Es una operación que se va a convertir en un modelo para otro tipo de relacionamiento hacia el futuro", adelantó Ramírez.

El financiamiento de la cuarta parte de las compras de petróleo a 15 años seguirá siendo utilizado, dijo el presidente de Ancap.

Dentro de los documentos firmados, Venezuela ratificó su intención de adquirir 25% de la empresa Alcoholes del Uruguay, subsidiaria de Ancap, de la que hoy tiene 8%.

La petrolera uruguaya, por su parte, acordó la importación de urea desde Caracas y la profundización de los trabajos de exploración de hidrocarburos que tiene en el país caribeño.

Ancap tiene el monopolio de la importación y refinación de crudo en Uruguay. El año pasado adquirió petróleo a Venezuela por unos US$820 millones.