Londres. Anglo American administró casi el 92% de la mina Loma de Níquel en Venezuela hasta el año 2012, cuando bajo el gobierno de Hugo Chávez se le cancelaron trece concesiones, además de negarle otras tres.

Se trata de una minera de gran producción en diamantes, cobre, níquel, hierro y carbón, siendo -además- el mayor productor mundial de platino, con alrededor del 40.

En su momento, Chávez señaló que Venezuela no aceptaría ninguna resolución del tribunal arbitral.

Sin embargo, aunque tiene operaciones en todo el mundo en varios lugares enfrenta diversso juicios por malñas prácticas medioambientales.

Incluso, por esa razón, debió suspender el importante proyecto binacional Pascua Lama, que Anglo American llevaba a cabo en Chile y Argentina.

Por su parte, Venezuela enfrenta casi una treintena de demandas ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) del Banco Mundial, por unos US$45.000 millones de dólares. Los mayores reclamos son los de las petroleras estadounidenses Exxon Mobil y ConocoPhillips.

En el caso específico de la queja de la compañía contra Venezuela, el arbitraje fue admitido por el Ciadi este jueves recién pasado, sin entregarse mayores detalles.

En el 2012, Chávez solicitó oficialmente abandonar el Ciadi, con sede en Washington, sin embargo ello no exime al país de cumplir los fallos que emita el tribunal por casos anteriores y por todos los que se inicien hasta por un período de 10 años.

En su momento, Chávez señaló que Venezuela no aceptaría ninguna resolución del tribunal arbitral.