Londres. La firma británica Anglo American dijo que las divisiones internas de Codelco hacían poco probable que la minera estatal chilena reanude las negociaciones para poner fin a una pelea de meses sin la intervención de una "fuerza externa", aunque el gobierno de Chile podría presionar a las partes a una solución negociada.

Las dos mineras se han visto envueltas en una amarga pelea sobre el reclamo de Codelco de una participación en Anglo American Sur, los activos de Anglo en el centro-sur de Chile, que incluyen la mina Los Bronces, que tiene el potencial de ser uno de los yacimientos de cobre más grandes del mundo.

Tras dos meses de negociaciones secretas en diciembre y enero, estas fracasaron, por lo que las dos partes se están preparando para una batalla legal que podría prolongarse hasta cinco años.

"Estas negociaciones no condujeron a nada. Codelco necesita una fuerza exterior para sacarlo de su rincón", dijo este viernes el director de estrategia y desarrollo de negocios de Anglo, Peter Whitcutt, y agregó que hubo un "mensaje inconsistente" de Codelco durante las conversaciones.

"Nadie se beneficia de una disputa larga. La salida es un acuerdo y el gobierno puede presionar a tiempo", declaró Whitcutt en una entrevista, agregando que  "no creo que el gobierno vaya a imponer una solución, pero puede pedir que se encuentre una solución. Es difícil ver quién más (puede)".

El presidente ejecutivo de Codelco, Diego Hernández, estaría adoptando una línea dura en las negociaciones, apostando en cambio, a una victoria en los tribunales.

Según algunos medios chilenos, el presidente del directorio de Codelco, Gerardo Jofré, es más flexible y susceptible a un acuerdo "comercial" propuesto por Anglo.

Un portavoz de Codelco desmintió los rumores de desacuerdos dentro de Codelco y dijo que la firma ha sido coherente en su enfoque.

El gobierno chileno se ha mantenido al margen y ha dicho que corresponde a los tribunales resolver el desacuerdo.

El mejor valor. La disputa se centra en una opción que se remonta a 1978. Codelco, el mayor productor mundial de cobre, dijo en octubre que planeaba ejercer la opción para adquirir una participación del 49% en Anglo American Sur cuando se abriera la ventana de tiempo para hacerlo, en enero.

Apenas unas semanas después, sin embargo, Anglo sorprendió a los mercados con la venta de un 24,5% en su filial chilena al grupo japonés Mitsubishi por US$5.400 millones, un acuerdo que melló las ambiciones de Codelco, pero que dijo que le aseguraba un mejor valor para sus inversores.

Los analistas habían valorado la totalidad del activo antes de esa fecha en unos US$10.000 millones.

"Está claro que Codelco es una nave muy fragmentada", dijo Whitcutt, añadiendo que "y el contrato de Codelco con Mitsui hace difícil negociación por cuenta de Codelco (...) Necesitan el permiso de Mitsui para negociar con Anglo American, lo que es muy extraño".

El grupo japonés Mitsui le está financiando a Codelco la compra del 49% de Anglo American Sur y, posteriormente, podrían obtener una porción de los activos.

La industria también debe alentar un acuerdo, dijo Whitcutt, en una disputa que la minera ve como un caso de prueba.

"La mayor presión que la industria enfrenta es el nacionalismo de los recursos", expresó Whitcutt, mencionando a continuación que "¿es útil tener a un jugador haciendo de ésta una cuestión más tóxica y populista de lo que debe ser? Rotundamente, no".

El ejecutivo dijo que las promesas de Hernández, en un país donde el cobre es un tema muy emotivo, dejaron a la empresa sin otra opción que ir a los tribunales.

"¿Es popular ir por un 49% de un recurso de cobre? Claro que sí. Eso no significa que usted tiene el derecho legal", declaró, añadiendo que "están atrapados en un rincón y su única opción ahora es el tribunal".

Ambas partes dicen que están preparadas para una larga batalla legal, pero una solución negociada le quitaría un dolor de cabeza a Anglo y pondría fin a la incertidumbre de sus inversores.

¿Demasiado distantes?. Codelco, al reunirse con analistas en Londres esta semana, ha dicho que está considerando nuevas opciones legales, como existir que los dividendos de la parte en disputa en Anglo American Sur sean colocados en una cuenta de depósito, y dijo que no veía lugar para negociaciones en el corto plazo.

"Las visiones de las partes están demasiado distantes", dijo el vicepresidente de Finanzas de Codelco, Thomas Keller.

Codelco dice que Anglo violó el principio legal chileno de "buena fe" con la venta de la participación de forma anticipada. Tanto Anglo como Codelco se han demandado mutuamente por violar el contrato de opción.

Los activos de Anglo en el sur de Chile incluyen la expansión de Los Bronces, donde la firma invirtió cerca de US$2.800 millones, la mina El Soldado, las fundiciones Chagres y Los Sulfatos y el proyecto de exploración San Enrique.

En virtud del acuerdo con Codelco, si se ejerce la opción Anglo podría recuperar su porción de la inversión realizada en Los Bronces.

Los analistas han estimado que los activos en disputa representan el 17% del valor neto de los activos de Anglo American, o el equivalente a sus operaciones de platino.

Anglo ha mantenido conversaciones en los últimos años con Codelco para tratar de comprar la opción pero fracasó, lo que provocó acusaciones por parte de algunos inversores de que no hizo lo suficiente y subestimó a Codelco.

Whitcutt, sin embargo, dijo que Anglo había presentado una última oferta "significativa" en julio.