Carletonville, Sudáfrica. AngloGold Ashanti despidió este miércoles a 12.000 trabajadores en huelga que ignoraron un llamado a volver a sus labores, con lo que se convirtió en la última minera sudafricana en recurrir a despidos masivos tras semanas de duras disputas laborales.

Miles de mineros respondieron a los despidos con manifestaciones cerca de las operaciones de AngloGold, el tercer mayor productor global de oro, alegando que no cederán a las presiones de la empresa.

"¿Puedes ver cuántos somos? Nadie despedirá a tanta gente", dijo a los obreros uno de los líderes sindicales en las puertas de las operaciones de la minera cerca de Carletonville, a unos 65 kilómetros de Johannesburgo.

Varias compañías mineras le han dicho a sus trabajadores que vuelvan a sus puestos o que se den por despedidos, en un último intento por resolver una ola de huelgas que han complicado las relaciones laborales y han dañado la imagen económica de Sudáfrica.

AngloGold le había dado plazo a los trabajadores en huelga para volver a sus puestos hasta las 10:00 GMT de este miércoles. Los cerca de 12.000 empleados en huelga no retornaron a sus labores, dijo el portavoz Alan Fine.

"La fecha límite se cumplió, lo que implica que ahora empieza la emisión de los despidos", declaró.

Alrededor de unos 100.000 mineros han ido a la huelga desde agosto en Sudáfrica.