La Paz. Con el objetivo de luchar contra el contrabando, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) elabora un plan para instalar un moderno sistema informático y de comunicación para controlar la comercialización de combustibles en Bolivia.

Así lo informó el director ejecutivo de la ANH, Gary Medrano, quien adelantó que las más de 500 estaciones de servicio y 200 agencias distribuidoras de gas licuado de petróleo (GLP) en el país van a estar conectadas a un sistema informático, “porque ahí es donde tenemos mayores problemas”.

“Estamos viendo cómo unir todos los controles tanto en las estaciones de servicio, los camiones, cisternas, las plantas de almacenamiento, las refinerías, las plantas de distribución, las plantas engarrafadoras, o sea, todo lo vamos a unir mediante un sistema informático poderoso y fuerte”, subrayó.

Medrano calificó esta medida como “el salto tecnológico y la revolución al control de los combustibles. Estamos preparándonos para eso”, afirmó el director de la ANH.

Para realizar el control de la comercialización de la gasolina, diésel, GLP y Gas Natural Vehicular (GNV), la ANH indicó que se realizará la instalación de sistemas de hardware, software, cámaras filmadoras, servidores y monitores de alta tecnología.

La entidad reguladora explicó que para este objetivo se realiza un estudio para determinar la demanda de combustibles por sectores y regiones que podría estar concluido hasta finales de este año. Medrano expresó su esperanza de aplicar el plan desde el 2012.