Los precios del azúcar comenzarán a desplomarse en noviembre próximo cuando inicie la nueva zafra y se tengan restricciones para exportar excedentes a Estados Unidos, coincidieron analistas privados.

Por ahora, los precios del azúcar se ubican en su nivel máximo desde julio del 2012, porque las empresas productoras exportaron todo lo que pudieron, anticipándose a la posibilidad de que Estados Unidos les impusiera cuotas compensatorias, lo que terminó ocurriendo el 26 de agosto.

Fue tanta el azúcar exportada que los inventarios se redujeron, elevando a una media de 448 pesos (US$33,89) el precio del bulto de 50 kilos de azúcar estándar en la Central de Abastos de la ciudad de México en los primeros 10 días de septiembre, un alza interanual de 28,4%, según datos de la Secretaría de Economía.

Pero la situación dará un giro cuando el azúcar correspondiente a la nueva zafra salga al mercado y comiencen a registrarse excedentes que tendrán que pagar cuotas si son exportados al mercado estadounidense, dado que México produce más azúcar de la que consume localmente y Estados Unidos es su único mercado rentable.

“Será una debacle si se mantienen las cuotas a las exportaciones mexicanas de azúcar a Estados Unidos y no se frenan las importaciones de fructuosa de ese país”, aseguró Enrique Bojórquez, director general de Coprobamex, uno de los mayores compradores de azúcar de México y proveedor de PepsiCo.

De enero a julio del 2014, las exportaciones mexicanas de azúcar al mercado estadounidense sumaron US$793 millones, lo que representó un alza de 8% interanual y el segundo monto más alto históricamente, sólo superado por el mismo periodo del 2011.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos impuso a finales de agosto cuotas compensatorias de entre 2,99 y 17,01% a las importaciones de azúcar mexicana, tras determinar preliminarmente que México sobrepasó el límite permitido de subsidios a la producción de ese edulcorante.

Miguel Landa, director general de la consultoría Lanram, coincidió en que habrá una presión a la baja de los precios del azúcar en el mercado mexicano si se mantienen las cuotas compensatorias fijadas por Estados Unidos.

Incluso la baja de los precios podría ser más pronunciada si Estados Unidos impone este mismo año cuotas adicionales a la importación de azúcar mexicana, como resultado de otra investigación paralela por prácticas de dumping (precios por debajo de los costos de producción).